Agricultores, artesanos, asociaciones de mujeres, naturistas, diversidad de productores, además de estudiantes, docentes y público en general se dieron cita el miércoles 15 de octubre, en este evento organizado por la Escuela de Nutrición, el TCU Comer Bien, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) y el Ministerio de Salud.

Todas y todos los visitantes disfrutaron de esta Feria que estuvo aderezada con actividades culturales y artísticas tales como presentaciones de baile y mimos.

Pero también los organizadores supieron sumar el conocimiento de quienes asistieron a la actividad y programaron foros sobre temas como agricultura familiar y tenencia de la tierra, mujeres rurales, y economía social solidaria.

“Acá traemos los tubérculos que sembramos como yuca, camote, ñampi y tiquizque. Si la gente nos compra a nosotros directamente, sin intermediarios, van a tener mejor precio y producto, así el consumidor aprovecha al 100% lo que compra y come saludable pues trabajamos lo más orgánico que se pueda. La idea es que las personas apoyen a los pequeños productores y a la agricultura familiar”, expresó Marco Tulio Chávez Bermúdez, agricultor de La Tigra en San Carlos quien vende su cosecha en las ferias de Desamparados y Zapote cada fin de semana.

Mejor nutrición, mejor salud

La meta principal de esta Feria era acercar el tema de la salud nutricional al mayor número de personas posible y divulgar la relación íntima que existe entre la buena salud y una alimentación balanceada.

Asimismo, hacer valer la importancia del trabajo de las mujeres en la agricultura y su papel dentro de la Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN).

Precisamente, uno de los puestos de la Feria estuvo ocupado por la Asociación de Mujeres Artesanas del Cantón de la Unión (AMACU), agrupación que ayuda principalmente a jefas de hogar a buscar vías de desarrollo económico para sus familias.

“Somos unas 26 mujeres, la mayoría cabezas de hogar, todas hacemos diferentes productos hechos por nosotras mismas, esa es la condición para pertenecer a este grupo. Yo me destacó en preparar lo que son las conservas, que son recetas caseras naturales, sin preservantes y bajas en calorías, tanto dulces como saladas y picantes, además de jaleas y chileras; todos los productos los compro en la feria del agricultor de Tres Ríos y lo preparo en mi casa, envaso todo al vacío y con eso, los productos duran sin abrir 1 año y ya abiertos en refrigeración pueden durar hasta tres meses”, comentó Flor Ovares Quesada, representante de AMACU.

La Escuela de Nutrición de la UCR, uno de los responsables de este evento, mantiene una continua investigación sobre SAN y el conocimiento derivado lo traslada hacia sus estudiantes, docentes y público externo mediante charlas, seminarios, conferencias y talleres.

“Estos espacios son muy importantes para que los consumidores conozcan los productos, se propicien las redes de comercio y se aprenda a conocer de dónde viene lo que consumimos. La carrera de Nutrición siempre la relacionan con un consultorio u hospital pero a mí me gusta el trabajo en las comunidades y que la buena alimentación esté al alcance de todos, además de propiciar el trabajo de la tierra y la producción para el autoconsumo, todo de la mano con la educación nutricional. Lo que hacemos es poner en acción lo que aprendimos en la UCR para generar equidad y modificar el pensamiento de la gente sobre su alimentación”, declaró Lorena Corrales Pacheco, estudiante de Licenciatura en Nutrición y participante activa en la organización de la logística de la Feria.

Esta jornada se realizó en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres Rurales que se celebra el 15 de octubre, el Día Mundial de la Alimentación que es el 16 de octubre, y el Día Nacional de las Frutas y los Vegetales que es el 17 de octubre.

“Todo es parte de uno como nutricionista, especialmente cuando nos gusta la temática de la SAN y que las personas tengan contacto con las mujeres rurales productoras y la agricultura familiar, todo lo que hacen, cómo lo siembran y que sus productos son mucho más saludables”, concluyó Paula Rodríguez Antezana, estudiante de la Licenciatura en Nutrición.

La Feria Educativa de la Seguridad Alimentaria y Nutricional contó con el patrocinio de Dos Pinos, Sigma Alimentos, Programa Integral de Mercadeo Agropecuario, Florida Bebidas, Banco Popular y el Instituto del Café de Costa Rica, entre otras entidades colaboradoras.

* Oficina de Divulgación e Información UCR)