No obstante, el número de hogares en extrema pobreza registró un alza de 0,5% con respecto al año anterior, pasando de 6,7% a 7,2%, lo que representa 104.712 hogares y 374.185 personas en términos absolutos.

Aunque los ingresos por familia registraron una disminución de 0,5%, los ingresos por persona aumentaron 2,4%, diferencia que se explica, según el INEC, por la tendencia a la reducción en el número de miembros de las familias.

El estudio confirma la tendencia general que se ha venido presentando en los últimos años en el país a una mayor concentración de los hogares pobres en la zonas rurales, donde el 27,9% de la población es pobre y el 11,1% cae en la categoría de pobreza extrema.

Los analistas del INEC valoran que, en general, no se han producido cambios importantes en la pobreza del país desde 2010, con porcentajes que rondan el 21%.

Algunas situaciones llaman la atención de los investigadores, una de las cuales es un crecimiento en la zona rural del ingreso promedio por hogar del orden del 4,1%, mientras que ese promedio decrece 1,2% en la zona urbana con respecto al 2014.

En la región Chorotega, se presenta una situación particular ya que los ingresos aumentaron un 22% por familia en promedio, llegando a un valor de 830.707 colones.

La desigualdad en la distribución del ingreso, un medida que ha causado preocupación por su rápida expansión en los últimos años, se mantuvo estable este año.

El coeficiente de Gini, una medida que resume esa desigualdad y que se expresa en valores de 0 a 1, se mantuvo en 0,516, el mismo del año pasado.

Expresada de otro modo, la situación refleja que el 20% de los hogares con más ingresos acumula el 50% del total de los ingresos de los hogares en el país, en tanto que el 20% de hogares más pobre recibe apenas un 5,2% de los ingresos.

Apoyo estatal

Según el Instituto Mixto de Ayuda Social, "uno de los rubros que influye significativamente en el ingreso de los hogares más pobres es el de los subsidios estatales y las becas, los cuales representan un 15,8%. Este tipo de ingresos creció un 11.8% en promedio, por hogar en la zona urbana".

De acuerdo con la institución, el impacto del programa "Puente al Desarrollo", diseñado por el actual gobierno para reducir la pobreza extrema, no se refleja en la encuesta de 2015, que empezó a ser elaborado apenas un mes después de que arrancara dicho programa.

Desde el gobierno recibimos con prudencia y compromiso de más trabajo los nuevos resultados de la Encuesta Nacional de Hogares. La condición de las familias en pobreza extrema sigue reflejando una situación estrcutrual, una problemática que como hemos dicho tantas veces, necesita una intervención contundente y sostenida en el tiempo", afirmó la vicepresidenta Ana Helena Chacón.

“Hay mucha desigualdad en el país y esto afecta directamente el bienestar de las familias que viven en condiciones de pobreza. La aprobación de la devolución del impuesto al valor agregado a las familias más vulnerables es una medida necesaria y urgente para cambiar la realidad de estas personas” señaló Carlos Alvarado Quesada, Presidente Ejecutivo del IMAS y Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social.