Una de las consignas de los universitarios en la multitudinaria marcha de este martes. (F: A.Chacón)

Las autoridades universitarias y estudiantiles fueron recibidas por el presidente Carlos Alvarado, y los ministros de la Presidencia, Víctor Morales, y de Educación, Giselle Cruz, pero no se encontraba ahí la jerarca de Hacienda, Rocío Aguilar, responsable del inédito manejo de los componentes presupuestarios del FEES, y de la arbitraria recalificación de 70 mil millones de colones del presupuesto, cuyas asignaciones y distribución son exclusivas de las universidades. 

Como consecuencia “de esta decisión de la ministra de Hacienda, la educación superior pública se encontraba amenazada, pero nuestra preocupación no es solo por la Universidad, no es solo por la autonomía universitaria, es por la vigencia de la Constitución Política. Y ese es el mensaje que nosotros deseamos transmitirle a todo nuestro pueblo, porque al defender la Constitución Política estamos defendiendo el cuerpo jurídico de nuestra nación”, dijo el rector Henning Jensen, de la UCR.

“Por eso esta es una marcha, en realidad, de defensa de la Constitución Política, es una marcha que quiere transmitirle al pueblo de Costa Rica que la institucionalidad costarricense es de una enorme importancia y entre esa institucionalidad se encuentra la educación superior pública”, aclaró Jensen, quien preside el Consejo Nacional de Rectores (Conare).

La reunión con el presidente Alvarado y los ministros fue producto de la multitudinaria marcha que convocaron los estudiantes de las Universidades de Costa Rica, Nacional, Estatal a Distancia, Técnica Nacional y el Instituto Tecnológico que fue apoyada por las autoridades, docentes y funcionarios de estas instituciones.

En defensa de la educación superior, miles de personas provenientes de todo el país, se movilizaron hacia la fuente de La Hispanidad, desde donde marcharon hacia Casa Presidencial, para defender la integridad del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), el principio de Autonomía Universitaria y la Constitución Política, y contra el intento de imponer, desde afuera, el manejo de las finanzas universitarias. 

El acuerdo

En el acuerdo se reafirma el respeto la autonomía universitaria, se garantiza que no debe darse clasificaciones de partidas del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES) que no hayan sido aprobadas por las universidades de manera autónoma y confirma el ánimo con el que se aprobó el monto del presupuesto 2020, que incluso tuvo un crecimiento de 2,32%, por un monto de  ¢512 781,51 millones de colones.

El rector Jensen de la UCR, tuvo a su cargo el anuncio de la firma de un decreto ejecutivo por el presidente Alvarado, que incorpora la representación estudiantil en la Comisión de Enlace, instancia en la que las universidades y el Poder Ejecutivo negocian el monto del FEES.

LINK AL TEXTO COMPLETO DEL ACUERDO: (file:///C:/Users/HP/Downloads/Acuerdo%20FEES.pdf)

Diálogo gobierno y universidades

El diálogo entre el gobierno y las universidades había iniciado la semana anterior. Uno de los acuerdos fue que las universidades revisaran sus presupuestos para ubicar rubros que pudieran reclasificarse, partidas que ahora están como gastos corrientes para contabilizarlas como gastos de capital con lo que se lograría establecer un equilibrio para garantizar el funcionamiento normal de estas casas de estudios.

En el marco de esta negociación, también se firmó un compromiso sobre la necesidad de que las universidades públicas, siempre en el marco de su autonomía, continúen realizando cambios estructurales internos para evitar serias complicaciones financieras, y garantizar su sostenibilidad.

“El Gobierno de la República declara su compromiso, por la vía del respeto al régimen constitucional vigente, de garantizar a las instituciones de Educación Superior Universitaria Estatal su adecuado desarrollo y cumplimiento de objetivos, como un medio para promover el pleno disfrute del derecho a la educación”, finaliza el acuerdo firmado.