“La condecoración es uno de los máximos honores que confiere el Gobierno de Japón, y a la doctora Sonia Picado se le reconoce sus valiosos aportes internacionales en la promoción de la seguridad humana y los derechos humanos”, resaltó el  Embajador de Japón en Costa Rica, Mamoru Shinohra durante la ceremonia que se efectuó en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Quiero agradecer a Su Majestad el Emperador de Japón por la concesión de la Orden del Sol Naciente con Estrella de Oro y Plata, distinción que me honra en lo personal, pero sin duda también a la causa que represento y a mi país, Costa Rica”, dijo la jurista.

Picado dijo que la seguridad humana abre un camino de esperanza en un mundo incierto y convulso, “en estos momentos, conviene que volvamos la mirada a ese gran pueblo, el japonés, que a lo largo de la historia ha sabido sobreponerse a numerosas adversidades y levantarse nuevamente con fuerza, con visión de futuro y cada día con mayor solidaridad hacia el resto de la humanidad” agregó.

El Vicecanciller Alejandro Solano, resaltó su trayectoria como “una mujer  virtuosa, auténticamente costarricense, con una brillante carrera como política, diplomática, abogada y jurista, de enorme prestigio internacional y carisma personal que ha trascendido nuestras fronteras”.

“Particularmente, apreciamos el gesto de reconocer la trayectoria de la Dra. Picado. Sin duda el reconocimiento por parte de Japón, nación grande y milenaria que ciertamente funda su cultura y convivencia ciudadana en la paz, los valores humanos, la democracia y la solidaridad, tiene un gran valor”, dijo.

“Costa Rica sin duda estará siempre orgullosa de una de sus hijas que trascendió nuestras fronteras para dejar su huella hasta en los lugares más lejanos con su compromiso, su vocación y su deseo de un mundo mejor y más justo.  Gracias doña Sonia pues su ejemplo será un espejo para las generaciones presentes y futuras”, añadió el Vicecanciller.