La estudiante Eloísa González sufrió agresiones y heridas por parte de carabineros durante una protesta en Santiago de Chile.

Los representantes de la CIDH tienen una cargada agenda entre el 26 y el 31 de enero para “observar la situación vinculada a las protestas sociales en sus causas y consecuencias”. Entre otras actividades, se reunirán con organizaciones de la sociedad civil y periodistas, se adentrarán en barrios periféricos de la capital chilena y se reunirán con víctimas de pérdida de visión que son más de 350 casos.

CIDH – IACHR ✔ @CIDH La CIDH confirma la visita in loco a #Chile del 26 a 31 de enero para conocer la situación de los DDHH en el país y observar la situación vinculada a las protestas sociales en sus causas y consecuencias. (1/2)#CIDHenChile. El organismo autónomo de la OEA visitará Santiago y Valparaíso, Temuco y Ercilla en el sur del país para interiorizar sobre el presente de los mapuches.

La CIDH también se reunirá con víctimas de pérdida de visión, entre los que existen cerca de 400 casos de heridos graves por perdigones o bombas lacrimógenas lanzadas por la policía.

Otros puntos de la agenda incluyen reuniones con autoridades religiosas, encuentros con movimientos estudiantiles y la visita a dos centros de detención y tortura que funcionaron durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), los temidos centros José Domingo Cañas y “Londres 38”.

En Santiago, la CIDH también se empapará sobre el tema de los migrantes y la situación de la población LGBTI.

El secretario general de la CIDH, Paulo Abrão, visitó el país en noviembre cuando se cumplía un mes desde el estallido social que comenzó con protestas por un aumento del precio del boleto de metro y evolucionó en un movimiento más amplio de crítica al gobierno de Sebastián Piñera y contra la desigualdad.

Entonces, Abrão, dijo que “no hay duda” de que hubo violaciones a los derechos humanos durante las manifestaciones.

Según el último informe del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile publicado a finales de diciembre, en el país, “se han violado gravemente los derechos a la vida y la integridad física y psíquica” de las personas durante las manifestaciones.

Ese mes, después de que la oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos (ACNUDH), Michelle Bachelet, denunció un “elevado número de violaciones de derechos humanos” por la represión policial a las protestas. El gobierno de Chile respondió que lamentaba el elevado número de casos, pero advirtió sobre el “contexto”, un lamento a medias sin que expresara intención de cambio en los procedimientos de las fuerzas represivas: los carabineros y el ejército.  

Fuente: Bio Bio