Fallas se refirió también a otros temas como el comercio exterior y los tratados de libre comercio, la inversión extranjera, la incorporación de Costa Rica a la Alianza del Pacífico y los problemas relacionados con el tipo de cambio

Fallas, quien sería el coordinador del sector económico del gobierno si el PAC ganara la segunda vuelta de las elecciones el 6 de abril, detalló algunas de las medidas concretas que adoptaría en tal evento.

Informa-tico.com: Luis Guillermo Solís ha dicho claramente que, de ser presidente en los próximos dos años no habrá ninguna reforma fiscal fundamental. ¿Cómo haría un gobierno del PAC para enfrentar el gran problema de un déficit fiscal cercano al 6% del PIB?

Helio Fallas: El que no se haga una reforma fiscal no quiere decir que no vayamos a estar trabajando fuertemente por combatir ese déficit fiscal.

En ese sentido, en la parte de ingresos ya tenemos identificadas una serie de medidas que nos permitirían reducir la evasión fiscal. En la parte de gastos, buscaremos reducir el presupuesto con una planificación por resultados.

I: ¿Qué significa exactamente una planificación por resultados?

H.F.: La idea es que el presupuesto de cada institución incluya las metas que se van a lograr en el año. Por ejemplo, si se va a trabajar con agricultores, que se establezca con precisión a cuántos de ellos se les dará asistencia técnica, en qué lugares, en relación con qué productos, de manera que podamos evaluar realmente el cumplimiento de metas.

Esto va a ser fundamental para lograr un Estado más eficiente y más efectivo.

Pero también vamos a eliminar los gastos superfluos y las planillas paralelas, vamos a priorizar destinos específicos, normar el crecimiento de plazas en el sector público.

En la parte de ingresos, vamos a establecer mecanismos para controlar la evasión fiscal y a reducir al mínimo os mecanismos de elusión tributaria.

Por ejemplo, en el caso de que una institución pública firme un contrato, lo que pretendemos –contrariamente a lo que ocurre ahora- es que esa institución informe a Hacienda de ese contrato y de los pagos que va haciendo, para efectos de poder tener un control cruzado. Esta es una de las medidas para fortalecer la administración tributaria.

Buscaremos establecer la facturación electrónica como instrumento para el control tributario.

También haremos un escrutinio de las exoneraciones, entre otros aspectos.

Esos son algunos ejemplos, aunque hay muchas otras medidas. No es que nos vamos a quedar sentados esperando dos años, hay mucho que hacer para lograr un mayor equilibrio fiscal sin recurrir aún a nuevos impuestos.

I: ¿Existe una estimación de lo que se podría reducir en gastos y aumentar en ingresos con esas medidas?

H.F.: En este momento, no tenemos un dato exacto, pero sí creemos que podemos controlar el gasto y aumentar ingresos de forma significativa. Por supuesto, todavía no tenemos un detalle completo porque estamos en plena campaña y aún no somos gobierno.

Pero, además, hay una cosa importante que es necesario decir. Este problema fiscal empezó con Liberación Nacional, en el gobierno de Oscar Arias, y en múltiples ocasiones el PLN ha postergado la reforma fiscal. El mismo Oscar Arias dice que una de las cosas que no cumplió su gobierno fue en materia tributaria.

El ex ministro Guillermo Zúñiga también anunció en su momento que postergaría las soluciones fiscales. Igualmente, durante su campaña, Laura Chinchilla dijo que no eran necesarias las reformas fiscales y Luis Liberman el 3 de marzo del 2010 todavía decía que en la parte de política fiscal no se pensaban poner impuestos.

Quiere decir entonces que el PLN, a sabiendas de que se venía este problema fiscal, no quiso hacer la reforma. Entonces ahora nos quieren dar lecciones sobre ese problema cuando son ellos lo que pudieron.

I: Ahora bien, si no hay un impacto fuerte de las medidas que se piensan adoptar en la solución del déficit, se hace muy difícil también cumplir con metas en el campo social. Y de por medio está uno de los grandes objetivos del PAC que es reducir la pobreza y las brechas sociales. ¿Cómo se piensa conjugar esos dos elementos?

H.F.:  Nosotros decimos que hay plata suficiente en materia social, lo que no hay es un buen uso de los recursos.

Por ejemplo, en una estimación que se hizo del bono de la vivienda, se determinó que el 29% era filtración de gente que no necesitaba la ayuda. Y así pasa en todos los programas sociales, por el gran clientelismo político que hay.

Ese es otro elemento importante de lo que habíamos comentado antes en relación con el gasto, aquí lo que hay que hacer es gastar bien. Y en la parte social consideramos que esta es también la situación que se está presentando.

Por eso, es importante hacer una evaluación de los programas sociales para ver en cuáles se están dando esas filtraciones.

I.: Hay otro aspecto importante en el programa del PAC que se refiere al tema de la economía social; el fortalecimiento de las pymes. ¿Qué medidas son necesarias desde el punto de vista económico para lograr ese objetivo?

H.F.: Hay varias formas de ayudar a la pequeña empresa. Por ejemplo, en el caso de la agricultura, lo que se ha pensado es poner a trabajar en una forma eficiente un programa que administra el Consejo Nacional de Producción (CNP), por medio del cual se contacta a organizaciones de campesinos y se les compra las cosechas para trasladarlas a  distintas instituciones públicas que requieren productos alimenticios.

Por ejemplo, los ministerios de Justicia y de Educación tienen programas en los que necesitan cantidades importantes de alimentos, para las cárceles, para los comedores escolares. Y hay otra serie de programas de este tipo.

Con ese se lograría que la producción local sea lo primero que se utiliza y después, si hay que hacer importaciones, pues se hacen.  Además, se les puede dar a los agricultores precios más apropiados eliminando la participación de los intermediarios.

Pero también está el tema del tratamiento que se va a dar a estas pequeñas empresas agropecuarias para que aumenten la eficiencia a través de un programa integrado de asistencia técnica, crédito y transferencia de tecnología.

En lo relativo al financiamiento, ahí está el proyecto de Banca de Desarrollo que esperamos que en el transcurso de estos meses se resuelva. Ya parece que hay cierto acuerdo entre las fracciones legislativas.

I: En la reunión con la Cámara de Exportadores, Luis Guillermo Solís coincidió con los exportadores en que lo importante en este momento es administrar mejor los tratados de libre comercio, ¿qué significa eso en forma más concreta?

H.F.: En los últimos años, el país se ha preocupado muchísimo por reducir aranceles, pero no se ha preocupado por apoyar a los exportadores. Y, por otro lado, prácticamente todos los tratados que se han firmado hasta ahora son deficitarios para nosotros.

Entonces, pareciera que la única prioridad es firmar acuerdos, pero no que los productores nacionales los aprovechen para aumentar sus exportaciones.

De lo que se trataría es de reforzar más a estos productores para que puedan colocar sus productos en el exterior. Esa es una parte importantísima de la administración de tratados. También podríamos pensar que ya se están venciendo algunos plazos de desgravación dentro del tratado de libre comercio con Estados Unidos. Eso lo que implica es agilizar un poco el proceso de reconversión para resistir la competencia que se viene en un corto plazo.

I: ¿Cómo se ve el tema de la incorporación del país a la Alianza del Pacífico?

H.F.: Don Luis Guillermo ha mencionado que ese es un tratado que tiene mucho interés desde el punto de vista político y que en ese sentido es correcto tratar de incorporarse. Sin embargo, por información que hemos tenido reciente, porque no se nos ha contestado sobre el tema, no se sabe realmente qué es lo que se ha negociado,  hasta donde ha llegado la negociación, pero lo que se nos ha dicho que la cantidad de productos que entrarían de forma inmediata con tasa prácticamente cero es más del 90%.

Según dice la ministra de Comercio Exterior, esos productos que ya están desgravados en la negociación bilateral con los países miembros de la Alianza (México, Colombia, Perú y Chile), pero también hay informes que muchas de las ventajas que se negociaron en esos tratados bilaterales se pierden con el tratado multilateral.

Entonces, lo que queremos es tener más información para valorar mejor el tratado, valorar los aspectos positivos y los riesgos que el país se está corriendo. Hasta ahora, no tenemos conocimiento de ningún estudio de ese tipo.

I: Existe preocupación en algunos sectores por las políticas en materia de inversión extranjera, en el sentido de que no se le exige a las empresas compromisos importantes en materia de derechos laborales y protección ambiental. ¿Cómo ve el PAC este aspecto y qué haría de ganar las elecciones?

H.F.: Primero que todo, se respeta la seguridad jurídica. No se pondrán impuestos a las empresas actuales y promoveríamos, sobre todo, el sector de tecnología de puntos, que generen empleos, que propicien la transferencia de tecnología, que respeten el ambiente y que tengan programas de responsabilidad social empresarial.

Nos gustaría promover este perfil de inversión extranjera, porque permitiría que los efectos en el país sean mucho más positivos. Así se lo hemos hecho saber a la Asociación de Zonas Francas.

Hasta donde sabemos, la política de atracción de inversiones de los últimos gobiernos no ha sido muy selectiva.

I: Hay mucha inquietud en el ambiente por los cambios recientes en el tipo de cambio, que se producen porque aparentemente el Banco Central decidió modificar algunas políticas. ¿Cuál es la posición al respecto?

H.F.: Estamos preparando un comunicado que va a salir en los próximos días con un buen detalle sobre la posición del PAC al respecto, pero en general nos parece que hay mucha distancia entre el piso y el techo de la banda, de un 64%, nos parece que es un intervalo demasiado grande y estaríamos pensando en reducirlo.

El tema es importante. El mercado de dólar no es un mercado competitivo y creemos que el Banco Central tendría que intervenir para evitar este tipo de oscilaciones tan acentuadas.

I.:Finalmente, ¿cuál es su evaluación general sobre las perspectivas de la economía para este año y el 2015?

H.F.: Lo que estamos viendo son unas tendencias a nivel internacional difíciles para el país. Un crecimiento relativamente bajo de Estados Unidos y Europa, un menor crecimiento en el caso de China. Eso representa una limitación para nuestras exportaciones.

Pero por otra parte, creemos que no se ha puesto a caminar otro motor que es el de la economía interna. Y me refiero a esto porque el IMAE (Indice Mensual de Actividad Económica) sin zona franca nos muestra un crecimiento muy bajo de la economía interna.

Entonces, mucho de la política económica estaría orientada a reactivar este importantísimo sector de la economía porque es el que genera más empleo y el que más paga impuestos.