Las universidades públicas se preparan para la entrada en vigencia de esta nueva normativa que les exige una actualización en las condiciones de los laboratorios y depósitos de sustancias químicas, y la capacitación a los regentes químicos y personal de laboratorios sobre el Sistema Globalmente Armonizado de la ONU para la Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (SGA).

Dos expertos internacionales: Enrique Gadea, del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo de España (INSHT) y Rosa García, de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE); trabajaron durante este mes con los regentes y el personal de los laboratorios de las cuatro universidades públicas, para capacitarlos en el sistema universal para comunicar los peligros de los productos químicos a través de indicaciones y pictogramas normados en las etiquetas y las fichas de datos de seguridad.

Los expertos y el personal que maneja sustancias peligrosas consideraron de la mayor importancia la adopción de este conjunto de normas para la seguridad propia y de quienes entran en contacto con el proceso, desde la producción hasta la disposición final de los desechos peligrosos.

La capacitación incluyó temas como la clasificación y etiquetado de productos químicos y mezclas peligrosas, seguridad y condiciones de trabajo en laboratorios, evaluación y prevención del riesgo químico, residuos químicos de laboratorio (manipulación y almacenamiento) y recomendaciones relativas al transporte de mercancías peligrosas.

Beneficios del sistema

El Sistema Globalmente Armonizado (SGA) ya ha sido implementado por los mayores productores de químicos del mundo y en los países donde se está aplicando, reportan que favorece el conocimiento de los peligros de los productos químicos, tanto para los consumidores como para los trabajadores, explicó la española Rosa García.

La experta asegura que “si en Costa Rica no se aplica (el SGA) podría perderse esa ventaja de conocimiento de los peligros reales de los productos químicos que se manejan en el país”.

El regente químico de la UCR, Ariel Alfaro, destacó que “antes cada quien etiquetaba con las características de peligro que quería, no había un criterio unificado, con el SGA se clasifican las sustancias igual a como se hace a nivel mundial, un mismo pictograma y una misma etiqueta para los mismos productos”.

Para Bryan Fernández, regente químico del Programa de Laboratorios de la UNED, los conocimientos adquiridos sobre el manejo y etiquetado van a mejorar el proceso de “registro de productos químicos una vez que entre en vigencia el decreto que va a establecer que el SGA” en nuestro país.

Laboratorios con buena nota

Los laboratorios de la Escuela de Química de la UCR fueron bien evaluados por los especialistas que destacaron las condiciones de seguridad adecuadas de las instalaciones.

Los expertos de la ONU visitaron varios laboratorios de docencia e investigación para evaluar la seguridad y las condiciones de trabajo. Entre estos la Bodega y Laboratorio central del Programa de Laboratorios de la UNED, los laboratorios de Química General y la Proveeduría de la Escuela de Química de la UCR y el Laboratorio de Ensayos Biológicos (LEBI).

Enrique Gadea resaltó “la grata impresión” que les dejó la visita a los laboratorios universitarios. Destacó que hay mucha conciencia y que se están llevando las cosas con conocimiento y competencia. Así mismo, recomendó verificar que todo el personal conozca los protocolos que se han establecido, mediante inspecciones internas que comprueben que se están cumpliendo dichos protocolos.

La capacitación y visita de expertos se concretó a través del Consejo Nacional de Rectores (CONARE) por solicitud de los regentes químicos de las cuatro instituciones, Universidad de Costa Rica (UCR), Universidad Estatal a Distancia (UNED), Universidad Nacional (UNA) y el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), quienes trabajan coordinadamente en la Comisión Interuniversitaria de Regencias Químicas (CIREQ). Las sesiones se realizaron en el auditorio de la Escuela de Química de la UCR.

Desde esta comisión se promueve la unificación de criterios, la capacitación del personal de los laboratorios y otros funcionarios que tienen relación con el transporte, clasificación y etiquetado de estos productos. Además, vigilan que se dé un adecuado tratamiento a los residuos que con algún grado de peligrosidad para la salud humana y el ambiente.