En conferencia de prensa, acompañado por los jerarcas del sector salud, el presidente Carlos Alvarado detalló que se ha decretado el cierre total de las playas en todo el país y la suspensión de todos los cultos religiosos en iglesias católicas y templos protestantes.

Además, a partir del martes se aplicará una restricción vehicular entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana. Solamente se hará la excepción para vehículos de emergencia, transporte de carga o medios de prensa.  El decreto con todos los detalles será dado a conocer el martes, precisó el mandatario.

Quienes incumplan estas medidas se harán acreedores a una multa de 22.187 colones, que es la que aplica para la violación a la restricción vehicular desde hace varios años.

Por otra parte, Alvarado anunció que todos aquellos extranjeros residentes que decidan salir del país perderán automáticamente su estatus migratorio y, consecuentemente, no podrán reingresar al país.

El mandatario cerró su intervención haciendo un llamado  que calificó "de la máxima importancia" para los adultos mayores: "no salgan de sus hogares, no tengan contacto con otras personas. Lo que queremos es protegerlos y protegerlas". 

Además, dijo que es esencial que cuidemos el agua, debido a la escasez provocada por la estación seca. "El agua que desperdiciemos en una parte, le hará falta a otras personas en otro lado", acotó.

El ministro de Salud, Daniel Salas, también insistió en el tema y explicó que el desperdicio de agua como el lavado de automóviles, el riego de jardines y usos no esenciales, provoca que muchas personas no puedan lavarse las manos con la frecuencia que se requiere en esta emergencia sanitaria.