El científico Villalobos investigó las elevadas tasas de casos de linfoma que se presentan en zonas cerca de las plantas incineradoras. Los investigadores dicen que la prohibición de la incineración se hace con retraso, ya que los países desarrollados prohibieron esta tecnología de hace mucho tiempo.

Los representantes municipales que aprobaron la prohibición citan los ejemplos de la Unión Europea que prohíben la incineración allí.

Desde 1980, Alemania ha considerado la incineración como un símbolo de la contaminación del medio ambiente debido a las dioxinas que son liberadas en las periferias pobres de las ciudades. Una prohibición similar a ésta fue aprobada meses atrás en la ciudad de Maringá, Brasil.

(*Traducido por Pablo Rey. Movimiento Anti-incineracao).