Imagen RedCom. Publicada el 21 abril, 2018

Las medidas anunciadas por órganos interamericanos se fundamentan en los instrumentos de defensa y promoción de los derechos humanos de la región, a las que se suma la resolución del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) del 21 de mayo, y la del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), del 21 de marzo de 2019.

A una sola voz, los organismos internacionales han deplorado la represión y uso arbitrario de la fuerza por parte del gobierno de Managua, en el mismo sentido de las preocupaciones que Costa Rica en numerosas ocasiones ha venido señalando al exigir la libertad para la periodista Lucía Pineda Ubau y otros prisioneros políticos.

La comunidad internacional ha expresado su constante preocupación por las violaciones a los derechos humanos y abusos ocurridos desde abril de 2018, llamando al Gobierno de Nicaragua a liberar a todas las personas detenidas ilegal y arbitrariamente, señalaron fuentes diplomáticas.

“Una vez más, el Gobierno de Costa Rica, se suma a esos llamados y espera que las autoridades nicaragüenses escuchen y atiendan el clamor cada vez más universal y tome las medidas correspondientes para evitar un mayor deterioro de los derechos humanos, que han llevado al Grupo Interdisciplinario de Expertos (GIEI) de la OEA, a calificar la situación de “crímenes de lesa humanidad” en Nicaragua.

Respaldo de Costa Rica a resolución del consejo permanente de la OEA sobre Derechos Humanos en Nicaragua

Por primera vez, el Consejo Permanente de la OEA, solicitó acciones concretas al gobierno de Nicaragua como la liberación de presos políticos, garantías para la misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) -y sus mecanismos como el MESENI- y elecciones libres para ir construyendo una salida pacífica y democrática a la crisis mediante una resolución remitida al gobierno de Daniel Ortega.  

El Consejo Permanente presidido por Canadá se reunió en sesión extraordinaria el martes (21.5.2019), a instancias del Grupo de Trabajo para Nicaragua, del que Costa Rica forma parte, y aprobó la resolución titulada “La situación en Nicaragua”.

Dicha resolución expresa la preocupación de los países del continente por el deterioro de los derechos humanos y de las instituciones democráticas en Nicaragua desde el marco del artículo 20 de la Carta Democrática, informó la cancillería costarricense.

Montserrat Solano Carboni, representante permanente ante la OEA, dijo que Costa Rica celebra la adopción de la resolución sobre Nicaragua que “fue concebida para brindar los elementos esenciales que consideramos deben ayudar a construir el camino hacia una solución efectiva y pacífica de la crisis en Nicaragua” asumiendo responsabilidad colectiva ante el grave deterioro de las instituciones democráticas en ese país.