Los productores nacionales vienen alertando al gobierno sobre los efectos devastadores del ingreso de producto importado que se ofrece a precios por debajo de los costos de producción en el país y de la falta de políticas de apoyo al sector, situaciones que los están empujando a la bancarrota.

Tras una reunión de varias horas entre dirigentes agropecuarios y cinco ministros del gobierno, la Casa Presidencial emitió un breve comunicado informando que el miércoles, a más tardar, dará una respuesta a las demandas. Guido Vargas, dirigente de Upanacional y uno de los líderes del movimiento, dijo que la reunión había sido fructífera y que estaban satisfechos con los resultados de la primera jornada de protestas.

El Ejecutivo, por su parte, aseguró que hace semanas se están tomado medidas para apoyarlos orientadas a que puedan salir de la crisis provocada por los bajos precios de la carne de cerdo importada mediante el consumo de carne nacional.

El Ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Luis Felipe Arauz, y el de Economía, Industria y Comercio (Meic), Welmer Ramos, informaron que la reunión con la Cámara Costarricense de Embutidores y Procesadores de Carne, este lunes, dejó como resultado el compromiso de incrementar en un 10% sus compras de carne de cerdo nacional.

Otra directriz del Ejecutivo, va en la dirección de que todo el sistema institucional del país aumente el consumo de carne porcina e incrementen las compras de producto local. La directriz vale para los hospitales, comedores escolares y otras instituciones públicas.

Estas acciones podrían ayudar a equilibrar los precios, que de acuerdo con el reciente estudio sobre el mercado de porcinos realizado por el Consejo Nacional de Producción (CNP), durante estos cinco meses de 2015 los precios de la carne de cerdo han caído a su nivel más bajo de los últimos cinco años, por debajo de los costos de producción.

Desde el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), Bernardo Jaén, y el Viceministerio del MAG, Ivannia Quesada, también se promueve la compra de carne porcina nacional para productos industrializados, a pequeños y medianos porcicultores que son los más vulnerables a las fluctuaciones de precios.

Algunas empresas de la industria cárnica anunciaron un incremento en sus compras para las próximas semanas mientras que el Programa de Abastecimiento Institucional del Consejo Nacional de Producción (CNP) incrementó la oferta de carne de cerdo al mercado institucional y Coopemontecillos ofreció condiciones especiales para el procesamiento de estos animales.

Con este conjunto de acciones, el gobierno espera que se estabilice el precio del cerdo en el mercado.

Pero para los productores nacionales, estás podrían ser medidas temporales que por ahora no son suficientes para resolver el grave problema que enfrentan ante el volumen de carne de cerdo que no se vende a tiempo, se acumula y genera costos que se convierten en pérdidas millonarias.