El primer punto es la inmediata "abrogación de la mal llamada reforma educativa; una ruta para la transformación de la educación; y medidas de distención y revisión de las consecuencias por la imposición de la reforma laboral administrativa".

Sin embargo, puntualizaron que la "valoración unitaria de la Comisión Nacional Única de Negociación es que, a pesar de haber logrado la interlocución bilateral, -situación relevante-, aún no entramos a la etapa de acuerdos concretos a nuestras demandas".

Por ello, enfatizaron que no modificaran su plan de acción ni cambiarán la "ruta de acumulación de fuerzas al interior de la CNTE, y con nuestros hermanos de las organizaciones sociales, académicos, intelectuales y todos aquellos que estén dispuestos a luchar por la defensa de la educación pública".

En un comunicaron señalaron que la intervención de la Comisión Nacional de Mediación (CONAMED), también rinde sus frutos al instalarse la mesa de trabajo entre el Gobierno Federal y la CNTE. Caso especial, subrayaron, fue el planteamientos sobre la "represión ejercida contra el pueblo oaxaqueño y los compañeros de la Sección 22".

Los maestros disidentes reiteraron que en este primer encuentro se definió establecer mesas de trabajo para discutir la agenda planteada y revisar las respuestas de la Secretaría de Gobernación, el próximo lunes a las 18:00 horas, en una segunda sesión.

Tras agradecer el apoyo de diversos sectores sociales en su jornada de lucha, exigieron al gobierno federal "honestidad y seriedad, para llegar a una salida responsable en beneficio de la niñez mexicana y nuestro pueblo".

Ratificamos nuestra voluntad política, señaló la CNTE, para llegar a soluciones en mesas de trabajo, y "rechazamos rotundamente el uso de la fuerza, que sólo provoca encono y daña el tejido social".

Agregaron que su compromiso sigue siendo la defensa de la educación pública y convocaron a la sociedad mexicana a dar seguimiento al desarrollo y resultados de estas mesas de trabajo.

"Nos comprometemos con los padres de familia, nuestros alumnos y nuestro pueblo, a defender con perseverancia la confianza que han depositado en la CNTE".

Diálogo urgente es el camino para frenar el conflicto magisterial dicen académicos

La reforma educativa “ofende, amenaza y hace vivir en la incertidumbre” a los maestros. Acompañar la reforma con acciones punitivas en el ámbito laboral y judicial no es la forma idónea para mejorar la calidad educativa, afirma en un análisis el grupo de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación, de la Universidad Iberoamericana (Inide).

Las manifestaciones de maestros en Oaxaca y otras partes del país se realizan en el marco del derecho a la protesta y con el amparo de las garantías individuales incluidas en la Constitución, señalaron académicos del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (Inide), perteneciente a la Universidad Iberoamericana.

Apuntaron que “lejos de fortalecer y dignificar el papel de maestras y maestros, la reforma educativa los ofende, amenaza y hace vivir en la incertidumbre”.

“Si bien es innegable que existen insuficiencias en la formación y el desempeño docente que deben atenderse con urgencia, la estrategia fundamental de la reforma, centrada en la evaluación sumativa y las acciones punitivas en el ámbito laboral y judicial, “de ninguna manera es un proceso idóneo para impulsar el mejoramiento de la calidad educativa”, pues se trata de una medida insuficiente e inapropiada para enfrentar las grandes desigualdades del sector.

Si bien la evaluación educativa permite conocer la diversidad de realidades del sistema y sus actores, también es necesario definir su sentido y orientaciones, partir de los contextos y las necesidades, y no parcializar sus funciones para estrangularla y constituirla como instrumento de castigo laboral.

En este sentido, acotaron que la construcción de los modelos educativos que México necesita es responsabilidad de muchos actores, no sólo del magisterio, ni del gobierno a través de la imposición de una reforma.

Pese a que las posiciones tanto de los profesores como de las autoridades educativas y del gobierno se han endurecido al grado que parecen inamovibles, los expertos de la Ibero se pronunciaron enérgicamente en contra de las salidas violentas.

Hicieron un llamado “a todos los actores involucrados a redoblar esfuerzos para concertar una salida dialogada al conflicto” y reprobaron “la respuesta represiva del gobierno que llegó a su límite con el ataque armado de la Policía Federal contra los manifestantes en Nochixtlán, Oaxaca, el 19 de junio de 2016”.