La diputada Molina Cruz (PAC) explicó que este proyecto de ley busca convertir un programa del Consejo Presidencial Social en favor de las personas en situación de vulnerabilidad que necesitan apoyo estatal, en una política de Estado, al otorgarle ese rango y las fuentes de financiamiento contenidas en la propuesta que acaba de ingresar a la corriente legislativa.

Molina Cruz destacó el ambiente positivo de la presentación del Proyecto, este jueves, ante la Comisión de Asuntos Sociales que quedó reflejado en las firmas de los legisladores que lo acompañaron.

El proyecto (Expediente N° 20.424) ingresa con el nombre oficial de “Reforma del Artículo 29 de la ley N° 9028, Ley General de control del Tabaco y sus efectos nocivos en la salud del 26 de marzo del 2012.

La propuesta busca que un 5% de los recursos recaudados vía impuestos que establece esa ley, se distribuyan entre el Consejo Nacional de la Persona con Discapacidad y el Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor, con un 2% para cada institución, y un 1% para el Instituto Mixto de Ayuda Social, para que puedan atender a quienes se encuentren en situación de abandono extremo.

“Este proyecto de ley fortalece, con carácter legal, la política ya implementada por el Consejo Presidencial Social de este gobierno en favor de personas vulnerables que necesitan del apoyo estatal. Gracias a esta iniciativa” dijo la legisladora Molina Cruz, que resaltó además, que de esta manera se contribuye a que “una valiosa política de esta Administración se convierta en una política de Estado”.

Actualmente en Costa Rica, señalan datos del Ministerio de Desarrollo Humano e Inclusión Social, hay más de 800 personas en situación de abandono y al menos otras 5.000 están en situación de calle o, dicho de otra manera, sin los medios económicos para subsistir y contar con un lugar dónde vivir.