En la capital del país sonaron las alertas sísmicas lo que permitió el rápido resguardo de la población. El epicentro del terremoto se ubicó a 12 kilómetros al sureste de Crucecita, Oaxaca y se originó a una profundidad de 10 kilómetros.

El reporte preliminar del SSN, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señalaba que había tenido una magnitud de 7.1, pero en su reporte final, señaló que se trató de un movimiento de magnitud 7.5, registrado a las 10:29 horas.

La gente pudo desalojar estaciones del Metro, oficinas y viviendas y se concentró en zonas abiertas en la vía pública, al activarse el sistema de alarmas sísmicas instaladas en las ciudades. Además de la Ciudad de México, el sismo se sintió en Oaxaca, Guerrero, Morelos, Puebla y Veracruz.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica es una agencia científica del Departamento de Comercio de los Estados Unidos emitió además un alerta de tsunami para México, Guatemala, El Salvador y Honduras por las consecuencias que podría traer el fuerte sismo.

Protección Civil de Oaxaca informó en Twitter que está en "monitoreo por posibles daños por el sismo preliminar de 7.1 registrado". En 2017, fallecieron 471 personas en México a causa de tres sismos, los días 7, 19 y 23 de septiembre, en la mayor tragedia natural en México desde el terremoto de 1985, que dejó miles de muertos en la capital del país.

Al ser las 10:15 en Costa Rica, aun se desconoce si hay víctimas mortales, heridos y daños materiales.