La ministra de Educación, Sonia Marta Mora, explicó que estas obras, que eran una deuda con las comunidades afectadas por el terremoto de 2012, son el principio de un proyecto para reducir la desigualdad de infraestructura que existe en zonas alejadas del país con relación a los centros urbanos, durante la entrega de la nueva infraestructura en centros educativos de Nicoya y Hojancha.

La primera inauguración se realizó en la escuela Gamalotal, en Nicoya, donde se construyeron aulas nuevas, una batería de servicios sanitarios y un comedor que beneficiará a los 62 estudiantes que asisten a este centro. La inversión alcanza los ¢116.9 millones.

El MEP entregó las nuevas instalaciones del Colegio Técnico Profesional de Hojancha, donde se construyeron aulas de educación técnica y un salón multiusos. La inversión fue de ¢170.5 millones para atender a una población de más de 500 estudiantes.

Además, inauguraron aulas, servicios sanitarios y el comedor en la escuela San Rafael de Hojancha que atiende a 14 estudiantes. El costo de las obras fue de ¢85.4 millones.

La reconstrucción en estos centros educativos tenía más de dos años de atraso injustificado explicó la ministra del MEP, al manifestar su satisfacción por las características de las obras.

"Esta administración puso el “Proyecto Samara” a caminar, con un nuevo modelo de gestión. La entrega de obras totalmente concluidas y listas para usarse son el resultado de una exitosa planificación estratégica", señaló.

Entre abril y mayo de 2015, las autoridades del MEP ordenaron la reconstrucción de aulas y obras complementarias en nueve instituciones: Luis Dobles Segreda, Gamalotal, Colegio Técnico Profesional de Hojancha, San Rafael de Hojancha, Morales, La Pita, Acapulco y José María Peralta, en Grecia.

La inversión en escuelas y colegios para todo el proyecto que beneficiará en total a unos 150 centros educativos, ronda los ¢9.000 millones.