“Antonio dice que sus  acciones legales para flexibilizar el régimen de prohibiciones se realizaron sin ningún tipo de interés personal. Eso resulta imposible de creer, porque la solicitud realizada a la Contraloría (General de la República) fue para que le levantaran a él la prohibición. Como fracasó en la Contraloría y la Sala Constitucional tampoco le dio la razón, ahora miente diciendo que las modificaciones a la ley son necesarias por exigencia de la OCDE”, aclaró el legislador del PAC.

Redondo Quirós señaló que el candidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), Antonio Álvarez Desanti, difundió esa idea en diversos medios de comunicación, sin tener el respaldo para demostrar una solicitud en ese sentido de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El candidato del PLN trató de parar la lluvia de críticas que generó su intento por cambiar las reglas para las contrataciones del Estado con empresas privadas, con una supuesta solicitud de la OCDE luego de dos intentos anteriores que ya habían sido rechazados por la Contraloría y la Sala IV.

Los esfuerzos de Álvarez Desanti responden a intereses de su familia que tiene contratos de alquileres multimillonarios que fueron amarrados durante el gobierno de Laura Chinchilla, con cláusulas leoninas en caso de que se rescinda el contrato.

El legislador recordó que el candidato  del PLN y su esposa, han recibido millones de colones en alquileres de edificios al Estado. De ser electo en las elecciones 2018, sería imposible sostener dichas contrataciones.

Redondo Quirós indicó que en un estudio reciente de la OCDE sobre la Gobernanza Pública, todo un capítulo se dedica a las compras públicas. “El organismo nunca menciona la idea de cambiar las normas que prohíben a miembros de los supremos poderes, y a sus familiares directos, participar de contrataciones con el Gobierno”.

Tampoco un reciente proyecto para reforma la Ley de Contratación Administrativa (Expediente N° 20.488), elaborado por el Poder Ejecutivo con insumos de la OCDE, se mencionan cambios al régimen de prohibiciones.

“La OCDE se preocupa solo por la transparencia, por el uso de las nuevas tecnologías o por la rendición de cuentas de los funcionarios públicos relacionados con las compras del Estado. Los falsos pretextos de Álvarez Desanti y su equipo de campaña lo único que provocan es más cuestionamientos sobre sus acciones”, indicó el legislador del PAC.

Redondo Quirós increpó al candidato presidencial del PLN “para que explique de dónde concluyó que la OCDE va a pedir al país que debilite sus normas en contra de la corrupción y el abuso de la clase política tradicional, la que ha vivido a expensas del sacrificio del pueblo.”