El mandatario, reiteró el compromiso del gobierno de la República de aportar 8.500 millones de colones a la institución provenientes de otras fuentes. En todos los aplazamientos el Ejecutivo se ha comprometido a cubrir ese rubro para atender los costos de la rebaja.

Esta es la cuarta vez que se solicita la reducción de la BMC. En la primera ocasión se solicitó aplicarlo para marzo, abril y mayo. La segunda vez se amplió a junio. En julio se aprobó una tercera prórroga hasta agosto.

Alvarado justificó la medida al decir que “de esta forma el gobierno de la República continúa con la ruta de protección a las y los costarricenses para amortiguar lo más que se pueda el impacto de la emergencia provocada por el SARS-coV-2”.

En ese sentido, el gobierno recordó, que se promueve el fondo de “avales” de más de 180.000 millones de colones, para empresas que mantengan su planilla intacta o puedan recontratar personal, de forma que puedan tener acceso a créditos en condiciones favorables que les permitirá continuar con su actividad productiva.

Además, con el fin de proteger unos de 30 mil empleos de turismo se obtuvieron 8.500 millones de colones dirigidos a fondos no reembolsables, para cubrir parte de la planilla de empresas del sector. Esto se suma a los esfuerzos realizados por el gobierno para ofrecer 200 mil beneficios más del bono proteger como medida inmediata al desempleo generado por la pandemia.

La BMC es el salario base que todo patrono y trabajador cotiza para los seguros y pensiones de la CCSS, aunque pague o reciba una remuneración menor.