Editores y compradores, consultados por Informa-Tico, expresaron su satisfacción por la amplia oferta y el comportamiento de las ventas, ante un público ávido por los libros y la lectura, sobre todo las novedades, aspecto en el que este año se destacaron las mayoría de editoriales locales, privadas y estatales, con descuentos de hasta un 20 por ciento.

Pero junto a la compra de libros los asistentes han tenido en la Feria, que por tercer año consecutivo patrocina el ministerio de Cultura, una alta participación en actividades como conferencias, presentación de libros, conversatorios, recitales de poesía y talleres literarios.

Evelyn Ugalde, editora de Clubdelibros, que presentó 14 novedades en esta Feria, consideró un “rotundo éxito” el pasado fin de semana. Clubdelibros, junto con un buen número de editoriales independientes, está ubicada en la Casa del Cuño.

“Llegaron por montones los padres de familia, los niños y todos se llevaron libros. A la Feria llegan lectores y eso es lo que más alegra. Nosotros realizamos el sábado seis actividades y todas hicieron acercarse más a los visitantes”, subrayó Ugalde, que espera un comportamiento similar en los siguientes días.

Omar Arroyo, de la Oficina de distribución de la Editorial Universidad Estatal a Distancia, (EUNED), coincidió con Ugalde y afirmó que solo en el primer fin de semana tuvieron un 40 por ciento de ventas más que en el primer fin de semana del año pasado. “Tenemos libros hasta los 500 colones y un 20 por ciento de descuento en todos los libros. Así es que quienes llegan a nuestro stand, en la puerta de entrada de la Feria, se van felices y con libros”, afirmó Arroyo.

Esta editorial universitaria, presentó 82 novedades para esta Feria, en las que destaca Garcimuñoz, la ciudad que nunca murió, del historiador Carlos Molina Montes de Oca, y El café de las cuatro 2, del periodista Carlos Morales.

Oscar Castillo, director de Uruk Editores, por su parte, destacó “el comportamiento ascendente” de la Feria por la cada vez más alta afluencia de público, y el crecimiento de las ventas, sobre todo de las novedades literarias como Los últimos días, de Juan Ramón Rojas, Como ríe la luna, de Vernor Muñoz, Elefantes de Grafito, de Warren Ulloa, y Condenado sin proceso, de Nacer Wabeau.

“Al terminar este miércoles, creo que hemos alcanzado el monto de ventas de toda la Feria del año pasado. Esto quiere decir que venderemos más. La gente busca novedades. Son lectores que tienen algún grado de afinidad con el catálogo de Uruk”, subrayó Castillo.

El editor atribuyó este comportamiento a la continuidad que se le ha dado a la Feria en la Antigua Aduana y a que las autoridades entendieron, desde hace tres años, que este evento que es mucho más que una actividad privada de los editores, las librerías y los distribuidores, “sino de toda la sociedad, incluido en gobierno por medio del ministerio de Cultura, que debe tener un papel más activo”, con la incorporación de los ministerios de Educación, Comercio Exterior e incluso Relaciones Exteriores.

Entre las muchas actividades que aún están pendientes de realizarse está una conferencia con el escritor argentino Manuel Arduino Pavón, organizado por la editorial Montemira, este miércoles, la presentación de la novela Sara, del nicaragüense Sergio Ramírez, el jueves, y la colección “El cuervo” (novela policial), de Uruk Editores, con novelas de Warren Ulloa, Oscar Núñez, Guillermo Fernández y Mario Saldivar, que se presentará el viernes próximo.