Mientras el ministro de Seguridad, Celso Gamboa, afirmó que la acción obedece a la obligación del gobierno de proteger la propiedad pública, el sindicato de trabajadores de Japdeva (Sintrajap) calificó la detención de decenas de trabajadores como un “acto arbitrario” y aseguró que con esto sólo se complica la solución al conflicto.

Unos 150 efectivos de la Policía ingresaron a las instalaciones de Japdeva sin encontrar resistencia de parte de los trabajadores, pero arrestaron a los que se hallaban dentro del plantel en lo que el sindicato define como una manifestación pacífica.

El ministro Gamboa afirmó que los detenidos fueron puestos a la orden del Ministerio Público, algunos por contravenciones y otros por delitos que no definió.

Pese a la intervención policial, los muelles permanecen inactivos debido a la falta de personal capacitado para que los operen. El gobierno ha dicho que ve la posibilidad de contratar personal en el extranjero, algo que a la vista de los expertos luce muy complicado.

Acción policial molesta a sindicalistas

El sindicato de Japdeva, Sintrajap, emitió la noche del miércoles un comunicado en el que acusa a la Fuerza Pública de actuar de manera prepotente y abusiva.

“Como SINTRAJAP había manifestado, ningún trabajador opuso resistencia y estábamos en toda la disposición de hacernos a un lado en caso de que la policía se hiciera presente para tomar los puertos. Sin embargo no llegaron con la intención de dialogar o ingresar, sino con la intención de agredir de hecho, de palabra (como en efecto lo hicieron brutalmente y sin justificación) y arrestar personas”, señala el comunicado.

“Esta situación solo complica las cosas, consideramos que era más fácil buscar una solución al conflicto que abusar del poder. Esto demuestra que cuando se le sirve al diablo, con llevárselo le paga”, agregó la dirigencia sindical en una referencia tácita al hecho de que ha mantenido un diálogo permanente con las autoridades del nuevo gobierno desde hace varios meses.

“En las próximas horas estaremos valorando la situación, atendiendo la emergencia y revisando la situación de los compañeros y compañeros que fueron arrestados y agredidos”, señala el comunicado.

Sintrajap anunció que los trabajadores no se acercarán a los muelles hasta que el conflicto se haya resuelto por la vía del diálogo a efecto de evitar situaciones que puedan alterar la paz.