Foto tomada del muro de Stella Chinchilla, fue posteada a la 1:00 pm desde las inmediaciones de la Rectoría.

Foto tomada del muro de Stella Chinchilla, fue posteada a la 1:00 pm desde las inmediaciones de la Rectoría.

Durante la madrugada de hoy, el bloqueo en la calle pública frente a la rectoría de la Universidad Nacional que mantenían estudiantes desde el 17 de octubre, fue levantado por decenas de policías que usaron gases lacrimógenos, afectando a estudiantes y guardias de la seguridad universitaria que se encontraban en el lugar, tal como lo muestran videos grabados en el momento y denuncian los estudiantes a través de redes sociales.  

Los estudiantes del movimiento autoproclamado autónomo, que tiene sus expresiones otras universidades, desconfían de los acuerdos firmados ayer, martes, en Casa Presidencial por los rectores de las cinco universidades estatales, por los presidentes de las federaciones de estudiantes de estas casas de estudio, el presidente Carlos Alvarado y los ministros de Educación y de la Presidencia.

Su principal duda tiene fundamento en que las medidas anunciadas sobre la administración interna del presupuesto por parte de las universidades podrían ser, eventualmente, revertidas por la Contraloría General de la República y hasta por los diputados cuando discutan en el Plenario Legislativo el proyecto de Presupuesto Nacional que envió el Ejecutivo y que debe quedar aprobado la próxima semana, este presupuesto incluye el Fondo Especial para la Educación Superior (FEES).

El rector Alberto Salom lamentó lo ocurrido en la madrugada y abogó por que se retome el diálogo con participación de toda la comunidad universitaria para recuperar el ambiente académico y la paz que deben prevalecer en la Universidad Nacional (UNA). No se informó si acató el pedido de los directores y subdirectores para que solicite al Ministerio de Seguridad Pública, el retiro de los policías de la zona universitaria.

El ambiente seguía  mientras que docentes, directores y subdirectores de varias unidades académicas se esforzaban para calmar los ánimos y lograr un acercamiento entre los estudiantes autónomos y las autoridades, principalmente, con el rector Salom. 

A primera hora de hoy (23.10.19) también, autoridades de la UNA desmintieron mensajes difundidos por redes sociales en los que se afirmaba que habían autorizado el ingreso de la Fuerza Pública al campus Omar Dengo, sede central universitaria en Heredia.

Por el contrario, Salom reiteró la plena vigencia y respeto del principio de Autonomía Universitaria y lamentó “profundamente” la situación que se registró en horas de la madrugada, en un comunicado en el que asegura que “las autoridades nos encontramos valorando todas las posibilidades para una salida al conflicto, donde prevalezca el diálogo y la paz”.

En la UNA están suspendidas todas las actividades académicas y administrativas hasta tanto la Rectoría comunique que se retoman. “Se suspenden todas las actividades académicas y administrativas en el Campus Omar Dengo, en Heredia, para salvaguardar la seguridad de todas las personas estudiantes, académicas, administrativas y público en general” señala el comunicado del Rector.

Los estudiantes por su parte continúan con la toma de edificios y de la Rectoría y se mantienen en asamblea permanente. Además, están solicitando que se sumen más estudiantes a las actividades de la resistencia estudiantil.