Naciones Unidas hizo énfasis en aquellas comunidades que se verán más afectadas por la tormenta, para que acaten las recomendaciones de evacuación y tomar todas las medidas señaladas para minimizar el impacto de este fenómeno natural en la vida humana y animal, así como en propiedades físicas e infraestructuras.

Asimismo, el SNU reafirmó y apoyó la posición del Gobierno de Costa Rica de priorizar la atención en aquellos grupos vulnerables que se pueden ver más afectados en el contexto de una emergencia, tales como niños, niñas, adolescentes, mujeres embarazadas, personas con discapacidad y personas adultas mayores, sin distingo de su nacionalidad o condición migratoria.

La ONU expresó también su solidaridad con las poblaciones afectadas y desplazadas de sus hogares ante los impactos de la tormenta Otto.

Esta declaración de Naciones Unidas se da luego de que el Gobierno de Costa Rica decretara la alerta roja para la Zona Norte y el Caribe costarricense y la previsión de evacuar a unas 4 mil personas de Boca Pacuare, Parismina, Tortuguero, Puerto Lindo, Delta Costa Rica, Isla Calero y Las Barras.

La evacuación está a cargo de las fuerzas policiales del Ministerio de Seguridad Pública, con apoyo de la Cruz Roja y otras instituciones como JAPDEVA.

El llamado de la ONU “estima fundamental” seguir las recomendaciones dadas por las autoridades como informarse de las medidas tomadas por cada Comité Local de Emergencia; tener cuidado en áreas con vulnerabilidad a deslizamientos e inundaciones; tener precaución ante fuertes ráfagas de viento que pueden desprender ramas de árboles, techos y afectar el tendido eléctrico; y mantenerse alerta a las actualizaciones de los avisos meteorológicos y nuevas recomendaciones de seguridad.

Alice Shackelford, Coordinadora Residente de la ONU, indicó que la organización se mantiene vigilante de los posibles impactos de la tormenta en Costa Rica y en coordinación con la Comisión Nacional de Emergencias y demás autoridades competentes, hará un análisis de las necesidades para identificar las posibles áreas de apoyo.

No violencia contra las mujeres. La ONU destacó la solidaridad mostrada por el Estado costarricense con la cancelación de la marcha por el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres prevista para este viernes 25 de noviembre, e hizo un llamado para evitar cualquier manifestación de violencia, particularmente contra niñas, adolescentes y mujeres en albergues durante la afectación de la tormenta.