“A dos años del impacto de la emergencia, la respuesta del gobierno a las necesidades de las comunidades afectadas ha sido efectiva”, declaró el presidente de la institución, Alexander Solís.

Agregó que se ha respondido de forma puntual a los requerimientos de los sectores más vulnerables con la construcción de puentes, intervención de cauces, reparación de caminos, entrega de insumos a agricultores, ganaderos y pescadores de 8 cantones. 

Entre otras obras, se ha completado la construcción de 23 puentes, la rehabilitación de 22 caminos, la intervención de 16 cauces, así como trabajos de protección e infraestructura de acueductos.

Solís explicó que la CNE desarrolla 158 proyectos, de los cuales 97 están concluidos. En el 2019 se ejecutará las 61 obras restantes con una inversión estimada en ¢13 mil millones, con lo cual se cumpliría con el plazo de cinco años que estableció el decreto de emergencia emitido tras el impacto del huracán.

Los cantones donde se lleva a cabo la inversión y el avance de la ejecución de la obra son: La Cruz, Upala, Bagaces, Los Chiles, Guatuso, San Carlos, Sarapiquí, Pococí, Grecia, Osa, Golfito, Coto Brus y Corredores.  

Lecciones aprendidas

El huracán Otto dejó al descubierto la vulnerabilidad de los asentamientos humanos, la infraestructura y la producción ante los desastres naturales, y la necesidad de contar con políticas de uso del territorio que permitan prever proteger a las comunidades de dichos impactos. 

La CNE realizó una actualización del impacto de amenazas, que sirven como insumos para el Ordenamiento Territorial. 

En los cantones de Bagaces y Upala se tomó información con imágenes satelitales de alta resolución para identificar en el sistema montañoso las zonas con alto grado de deslizamientos y se obtuvieron curvas de nivel a una mayor densidad para el modelado de flujos y avalanchas. 

Esta información es esencial para actualizar los mapas de amenazas para que las municipalidades puedan hacer un correcto uso de los suelos, ya sea para agricultura, industria, comercio o vivienda.
 

Afectaciones del Huracán

 

De acuerdo con los datos de la CNE, el paso del  Huracán Otto afectó 461 comunidades, con un impacto directo de 10.831 personas, así como en infraestructura, caminos,  puentes, viviendas, servicios vitales y daños a la producción agropecuaria que repercutió de manera inmediata en los procesos sociales y económicos de los afectados.   Lamentablemente 10 personas murieron en los cantones de Upala y Bagaces. En el periodo de la emergencia,  la CNE registró un total de 2.871 incidentes generados por inundaciones, vientos fuertes, alto oleaje, avalanchas, comunidades aisladas o deslizamientos.  Del total de personas afectadas 7.425 requirieron atención en los 42 albergues habilitados para resguardar la vida de las personas en condición vulnerable.  La buena coordinación de las instituciones permitió optimizar el uso de recursos del Estado e iniciar en pocos días las labores rehabilitación de los servicios vitales, como la dotación de agua y el fluido eléctrico y la rehabilitación temporal de caminos.