Además, determinó que su aprobación no requiere de mayoría calificada (38 votos) pues no afecta el funcionamiento del Poder Judicial, en contraposición a lo que recientemente resolvió la Corte Plena.

La decisión fue adoptada por unanimidad este viernes y el fallo fue dado a conocer poco antes de las 10:00 de la noche.

La Sala Constitucional aclaró que únicamente se limitó a responder las dudas de constitucionalidad planteadas por los legisladores, sin emitir pronunciamiento sobre la totalidad del proyecto aprobado en primer debate.

En primer lugar, se pronunció sobre el procedimiento para la aprobación del proyecto en primer debate, concluyendo que no encontró vicios de procedimiento.

Tampoco encontró inconstitucionalidad en el hecho de que los presupuestos para la educación de la primera infancia y el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA)se consideren dentro del 8% del PIB que la Constitución otorga a la educación pública.

Los magistrados indicaron además que no hay vicios en el hecho de que se mantenga el presupuesto nominal de las universidades públicas, ni en la eliminación de los destinos específicos para el Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Estas y otras consultas de los diputados fueron resueltas por la Sala IV en forma favorable a la constitucionalidad del proyecto de ley, que ahora irá a segundo debate en la Asamblea Legislativa, antes de que sea ratificado por el Poder Ejecutivo para que entre en vigencia.

La Sala estuvo integrada por los magistrados Fernando Castillo Víquez, presidente, Rueda Leal, Hernández López, Salazar Alvarado, Araya García, Esquivel Rodríguez y Fernández Argüello.

El proyecto de reforma fiscal ha enfrentado una fuerte oposición por parte de los sindicatos del sector público que mantuvieron una huelga de casi un mes para presionar al gobierno a negociar un proyecto alternativo de saneamiento de las finanzas públicas.

La huelga se mantiene aún en el Magisterio Nacional que este viernes llegó a su día número 74, a la espera de un fallo judicial sobre la legalidad o ilegalidad del movimiento.