Vasta destrucción dejaron los huracanaes Eta e Iota en Centroamérica.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) "liderará una cooperación histórica entre los gobiernos, (organismos) multilaterales y el sector privado para acelerar la recuperación y reconstrucción de la región", dijo el presidente de ese organismo, Mauricio Claver-Carone, en un comunicado.

Claver-Carone precisó que se hará una coordinación con Naciones Unidas, las autoridades de los países, el BID, el Banco Mundial y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para impulsar "un plan de acción conjunto para financiar ayuda humanitaria y tareas de reconstrucción de Guatemala, Honduras y Nicaragua, los países severamente más afectados".

En tanto, en Panamá, en El Salvador, Costa Rica y Belice se financiarán medidas de rehabilitación de infraestructura afectada.

Según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, el huracán Eta afectó a casi tres millones de personas en los siete países y provocó daños económicos estimados preliminarmente en 5.500 millones de dólares. No se han cuantificado aún los daños de Iota.

El BID anunció que acompañará la reconstrucción de los países afectados con recursos nuevos de hasta 1.200 millones de dólares, el redireccionamiento de cerca de 500 millones de dólares previamente comprometidos y la movilización de recursos de otras instituciones.

Indicó que el plan de ayuda surgió el viernes en una reunión virtual entre los presidentes del BID, del Grupo Banco Mundial, David Malpass; y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi.

"Tenemos planeado poner toda nuestra experiencia e instrumentos para apoyar a sus países, tanto para la respuesta inmediata como en la reconstrucción", prometió Malpass.

Por su parte, Mossi indicó que los organismos coordinarán una "agenda de trabajo común" para la ejecución del plan.