“En horas de la noche estará arribando al país el primer lote de vacunas contra la COVID-19, para iniciar el proceso de vacunación siguiendo lo establecido por la Comisión Nacional de Vacunas, el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS)”, anunció Alvarado en conferencia de prensa, este miércoles.

“Es una buena noticia que el gobierno comparte con ustedes, porque puede significar el inicio del fin de esta pandemia”, afirmó Alvarado, y es producto del trabajo conjunto de la Comisión de Vacunas, el Ministerio de Salud, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), la CCSS y el Ministerio de Relaciones Exteriores (MERC).

Alvarado aprovecho para enviar a la población “mis mejores deseos de una feliz y segura navidad” dijo y agregó que el inicio de la vacunación no significa que la pandemia haya terminado por lo que hizo un llamado vehemente a seguirse cuidando y respetar todos lo protocolos sanitarios para evitar el contagio.

Alvarado puntualizó que las dosis irán llegando de manera progresiva y serán aplicadas de acuerdo al orden establecido con criterios científicos para proteger primero las capas de la población más vulnerables a contraer el virus así como al personal de la primera línea de atención a la pandemia y el personal de los centros de salud, en lo que se conoce como esquema de vacunación.

“Esto no significa, advirtió, que la pandemia haya acabado, tenemos una altísima ocupación de camas en los hospitales, la pandemia no se termina con el ingreso de las vacunas. Tomará un tiempo vacunar a toda la población, y aun lográndolo, tomará un tiempo para que se alcance la inmunidad”, dijo.

Por lo tanto pidió a todas y todos “tener mucha precaución, no bajar la guardia y seguirnos cuidando”.

Sobre el anuncio de nuevas restricciones que regirán durante este fin y principio de año, el Presidente aclaró que han evitado la afectación al trabajo y la movilidad pero se van a restringir los horarios.

“Quiero ser enfático en lo siguiente, las medidas que estamos tomando no contemplan cierres de ningún tipo para afectación de la ciudadanía, pero sí formas en que logremos aminorar el contagio, la transmisión, para que demos un respiro a nuestros trabajadores de la salud, que podamos reducir la tasa de contagio y tener disponibilidad de unidades de cuidados intensivos para todas y todos los costarricenses, como las hemos tenido durante todo el periodo de la pandemia.

La CCSS advirtió esta semana el agotamiento de la capacidad hospitalaria en camas para cuidados críticos y pidió a la población que se tomen los protocolos para evitar el contagio. La Contraloría General de la República, acaba de autorizar la compra urgente de equipos para unidades de cuidados intensivos y eximió estas compras de trámites.

Alvarado envió un mensaje

“Quiero aprovechar para desearles una feliz y segura navidad, en la que la mejor forma de celebrar, la mejor forma de mostrarle amor a nuestros seres queridos, sobre todo a las personas mayores y las personas con factores de riesgo, es cuidarnos!