Como no soy psicoanalista, no indagaré acerca de los motivos inconscientes de sugerirle al presidente más testosterona, dado que, según algunos estudios, esta hormona guarda relación con el deseo sexual, tampoco me detendré en el posible simbolismo fálico de la inyección. ¿Sabrá este diputado que las mujeres también producimos esa hormona, solo que en menos cantidad? Dada la opacidad con que suele lucir su inteligencia, a lo mejor ni lo sabe.

Me voy a detener en la metáfora: “darle testosterona al gobierno”. Dentro de las profundas limitaciones con que el machismo y el patriarcado suele adornar la mente masculina, está el hecho de hacerle creer que su masculinidad descansa, exclusivamente, en la testosterona, en su capacidad sexual y en la fuerza bruta. Evidentemente, esa capacidad sexual no se dirige hacia el encuentro tierno y cariñoso con la pareja. No, se dirige a la afirmación de la fuerza bruta, entre más bruta mejor, y al uso de la violencia física, incluso dentro de la sexualidad. Entre más actos violentos, más virilidad. Por ahí, hay quienes cantan todavía: “¿Quién tuviera la suerte que tiene el gallo?” Pero dejemos al gallo y al gallinero, llegará el día que las gallinas despertarán, pues acaban de descubrir que son más inteligentes de lo que creíamos.

El diputado pide, aparentemente, fuerza bruta, es decir violencia. La acusación podría interpretarse como si este gobierno no fuera masculinamente represivo. ¿Habrá tenido suficiente testosterona el gobierno de doña Laura Chinchilla cuando mandó a darle la “pinochetesca” vapuleada aquel 8 de noviembre a los defensores de la CCSS? o ¿cuándo se negó a dialogar con los huelguistas de hambre por el caso Crucitas?

¿Será suficiente testosterona la golpiza que recibieron los campesinos de la Zona Sur a favor del empresario Óscar Echeverría Heigold?, “cuyas” fincas reclamadas están en conflicto judicial desde 2011. El señor que, entre otras virtudes patriarcalmente capitalistas, le debe 408 millones a la CCSS por las cuotas obrero patronales de los trabajadores contratados en dichas fincas. Por otra parte, desde el 2002 se solicita la aclaración a Corbana sobre la insignificante suma de 1.7 millón de dólares otorgados por el impuesto de bananos exportados. Le debe 4 millones de colones a Fodesaf, 280 mil colones al IMAS. Le quedó debiendo más de 4.000 millones de colones al Banco Anglo. Aunque semejante ejemplar de testosterona capitalista le debe al pueblo costarricense esas pequeñeces, fue muy generoso cuando, recién entrado al gobierno el otro ejemplar de testosterona capitalista, le donó, como presidente de Motores Británicos, tres automóviles 4x4 a la Casa Presidencial. Durante el mandato de doña Laura, cambió uno de esos por un último modelo, devuelto por el actual mandatario. El actual mandatario luce su insuficiencia hormonal, de padecerla, usando los otros dos vehículos.

Si esa avalancha de testosterona no fuera suficiente, a los campesinos, reprimidos, heridos y encarcelados por querer trabajar, les retuvo el salario y les debe 359 millones 574 mil 592 colones. (http://www.informa-tico.com/18-02-2016/quien-hombre-exigio-desalojar-100-familias-zona-sur)

¿Será la testosterona la que convirtió a un ex viceministro de seguridad, ex director de la DIS, exministro de seguridad cómplice de las demostraciones de fuerza bruta contra los desvalidos en más de una ocasión primero en asistente del fiscal general y después en magistrado de la Corte Suprema de …?

¿Derramarán suficiente testosterona los asaltantes que desde octubre del 2012 vienen violentando los derechos de los pueblos originarios en Salitre? Asaltos, amenazas y crueldades que se han repetido desde entonces y todavía este febrero del 2016 se renovaron, aunque desde abril del 2015 la Corte Interamericana de Derechos Humanos le solicitó a Costa Rica medidas cautelares para proteger a las poblaciones Bribri y Teribe de Salitre. (http://www.hablandoclarocr.com/index.php/hablando-juntos/politicas-publicas/1539-pueblos-indigenas-en-salitre-cidh-solicita-medidas-cautelares-a-costa-rica)

Frente a esas demostraciones de fuerza bruta, patriarcales y opresivas, este señor guarda silencio. Cuando Pedro habla de Juan dice más de Pedro que de Juan… Pareciera que con esa expresión el diputado en cuestión se pone como modelo ejemplar de testosterona. ¿Cuánto costarán las inyecciones de tal hormona que le suministran las Sociedades Anónimas que lavan dinero en Costa Rica para defenderlas como las defiende en la Asamblea Legislativa para que no se hagan públicos los nombres de sus integrantes?

Socióloga y profesora universitaria.
También por Isabel Ducca Durán: