La Directriz 065-P, instruye a los jerarcas de los Ministerios y de las Instituciones Autónomas y Semiautónomas para que ordenen a las oficinas de Recursos Humanos realizar “una revisión integral de los pluses salariales recibidos por el personal de la institución, a efectos de verificar que se ajusten a los requisitos legales correspondientes”.

La directriz presidencial amplía que “en caso de que se detecten incumplimientos o anomalías en la recepción de los incentivos salariales, los jerarcas deberán iniciar, de oficio, los procedimientos administrativos para la recuperación de las sumas pagadas que no correspondían, así como adoptar medidas internas para evitar que estos errores vuelvan a presentarse” para lo cual se pidió que se verifiquen exhaustivamente los requisitos que acreditarían el pago de incentivos.

La medida es parte de las acciones que desencadenó el caso de sobrepagos a dos Viceministras con responsabilidad de la parte técnica en cada caso. El comunicado oficial señala que la Administración Solís Rivera está comprometida con el uso racional, eficaz y transparente de los recursos públicos en todas las instituciones del Estado.