Con esta cantidad de dosis es posible vacunar a 138.157 personas, ya que la inmunización se alcanza con dos dosis aplicadas con tres semanas de diferencia cada una.

Tras una suspensión de tres semanas, Pfizer-Biontec reanudó los envíos con cantidades adicionales del medicamento para reponer lo que no entregó durante ese periodo.

El contrato entre el gobierno y el consorcio es para la compa de 3 millones de unidades, que permitirán la vacunación de 1,5 millones de personas.

En este momento, el 80% de las dosis que ingresan se destinan a la vacunación del llamado “segundo grupo” de prioridad, que incluye a las personas mayores de 58 años en todo el país.

El 20% restante se destina a la inmunización del personal de salud y emergencias que trabaja en la primera línea de atención de pacientes con Covid-19.