La resolución de la Sala Constitucional del recurso de amparo presentado por Diario Extra “es histórica y sienta un precedente favorable e indispensable  para garantizar el ejercicio del periodismo” en nuestro país señala el Colegio de Periodistas en un mensaje público.

La acción fue presentada a raíz de los rastreos telefónicos ordenados por el Organismo de Investigación Judicial y el Ministerio Público, en afectación de la labor del periodista de ese diario, Manuel Estrada y la resolución 2014-4035 de la Sala Constitucional fue comunicada este viernes, 21 de marzo.

La junta directiva del colegio de los profesionales en comunicación señaló que “nos interesa resaltar la defensa que hace la Sala del derecho al secreto de las fuentes periodísticas, y el cual resulta violentado cuando, con el fin de determinar la identidad de personas que sirven de fuente para la difusión de una noticia de interés público, se realiza un rastreo telefónico”.

La razón esgrimida por la Magistrada Nancy Hernández López, continúa señalando Colper, es la consideración de que “la libertad de prensa, la libertad de expresión y la protección del secreto de la fuente constituyen un derecho neurálgico para la vigencia democrática y el ejercicio pleno de la libertad de expresión".

“El Magistrado Ernesto Jinesta Lobo fue aún más enfático al calificar los rastreos telefónicos a los periodistas como "total, absoluta y radicalmente inconstitucionales", razón por la cual no debieran realizarse ni con la orden de un juez”.

Luego de analizar las razones de los votos que sustentaron el fallo de forma directa, Colper agregó que "estamos muy complacidos con este fallo de la Sala Constitucional”.

A partir de ahora, dijo Marlon Mora, presidente del Colper, “los periodistas nos sentimos más tranquilos a sabiendas de que nuestro sistema jurídico respalda la confidencialidad de las fuentes y previene a las autoridades judiciales para que en el futuro se abstengan de violentar este derecho sobre el cual se sustenta la labor del periodista".

La Sala Constitucional también ordenó anular los registros de llamadas producto del rastreo al periodista Manuel Estrada y considerando que, en cualquier caso, los rastreos telefónicos requieren de orden judicial, declararon nula toda la prueba recabada como consecuencia de la violación constitucional.

En la resolución intervinieron los magistrados Gilberth Armijo Sancho, Ernesto Jinesta Lobo, Fernando Cruz Castro, Fernando Castillo Víquez, Paul Rueda Leal, Nancy Hernández López y Luis Salazar Alvarado.

Armijo, presidente de la Sala IV, dijo que los criterios que privaron en la resolución del viernes anterior, van en una línea de continuidad ejercida desde el Tribunal Constitucional en defensa de la libertad de expresión e información.

El Magistrado presidente de la Sala IV, dijo que los periodistas necesitan garantías adicionales, estas protecciones adicionales que se garantizan a los periodistas para el ejercicio profesional son esenciales y fortalecen el sistema democrático costarricense, afirmó.

Armijo hacía referencia del derecho a la protección de las fuentes, contra el rastreo y espionaje a periodistas cuando llevan adelante una investigación, el acceso libre a las fuentes públicas para informar sobre temas de interés de la comunidad nacional.