El fiscal especial Robert Mueller.

De acuerdo con varios medios, el fiscal general Bill Barr entregará este domingo un informe con las principales conclusiones del documento al Congreso.

El discreto y metódico Mueller entregó el viernes sus conclusiones tras una investigación de 675 días que ha tenido en suspenso a Estados Unidos, un caso que algunos no han dudado en comparar con el de Watergate, que llevó a Richard Nixon a la renuncia en agosto de 1974. 

Dos días después, un enorme misterio rodea aún el documento. La Casa Blanca aseguró no haber sido informado sobre su contenido ni haber tenido acceso a él. 

El informe debe responder dos preguntas centrales: si el equipo de Trump trabajó de la mano con Moscú durante la campaña de 2016, y si el 45° presidente de Estados Unidos intentó obstruir la justicia. 

¿Trump? "Él está bien" 

Habitualmente rápido para reaccionar sobre este caso cuya sombra ha sobrevolado su mandato desde hace dos años, Trump, quien se encuentra el fin de semana con su familia en su residencia de Mar-a-Lago, no ha dicho por el momento ni una palabra al respecto.

"¡Buenos días, que tengan un gran día!", tuiteó simplemente el domingo por la mañana antes de publicar otro mensaje con su famoso eslogan "Make America Great Again" (Hagamos a Estados Unidos grande otra vez).

"Él está bien", había dicho el sábado su portavoz Hogan Gidley al ser consultado sobre el estado de ánimo del presidente estadounidense, que pasó el sábado jugando al golf en su campo de West Palm Beach, Florida.

Desde hace meses, Trump ha denunciado insistentemente una "caza de brujas" que busca desacreditarlo (usó la expresión más de 180 veces en Twitter).

Y hace tres días, cuestionó abiertamente la legitimidad de la investigación, apelando a su amplio apoyo electoral.

"Es bastante extraordinario que cuando logras una gran victoria, alguien llega y redacta un informe sacado de la nada", dijo. "Explíquenmelo, porque mis electores no lo entienden y yo no lo entiendo". 

¿Qué parte del informe se hará público? ¿Y cuándo? Por ahora el fiscal general, Bill Barr, es el único que lo ha recibido.

Los congresistas demócratas multiplicaron sus llamados a la "transparencia", considerando insuficiente la oferta de Barr de enviarles las "principales conclusiones".

"El Congreso exige el informe en su totalidad (...) para que las comisiones puedan continuar su trabajo independiente", afirmó el sábado Nancy Pelosi, presidenta demócrata de la Cámara de Representantes.

Las pesquisas abordan "preguntas que tratan sobre la integridad de nuestra democracia", había dicho previamente, tras finalizarse las investigaciones. "El pueblo estadounidense tiene derecho a la verdad".

Muchos precandidatos demócratas a las presidenciales de 2020 también reclamaron la publicación del documento, que fue objeto de intensas especulaciones. 

"Como dijo Donald Trump, 'sáquenlo'", tuiteó Bernie Sanders. "Divulguen el informe Mueller para todos los estadounidenses. Ahora", exhortó Elizabeth Warren. 

Varios demócratas aseguraron que incluso están preparados para recurrir a la justicia "para obtener la información". Muchos esperaban que el documento aportara evidencia para respaldar una destitución (impeachment) presidencial.

Si no hay revelaciones devastadoras, el multimillonario republicano podría salir reforzado del episodio, sobre todo si, como lo anticipan muchos legisladores, la investigación concluye que no existió colusión con Rusia. 

Sin imputaciones por colusión

De acuerdo con la prensa estadounidense, en su informe el fiscal Mueller no recomienda nuevas imputaciones. 

Un detalle que, a juicio del legislador republicano Mark Meadows, no es menor. "Si eso es cierto, significaría que acabamos de concluir dos años de investigación sobre  la 'colusión rusa' sin ninguna imputación por colusión. Ni una", tuiteó. 

El republicano Doug Collins, miembro de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, insistió el domingo en el argumento de Trump de que "no hubo colusión". Una vez que el informe salga a la luz, "con suerte podremos seguir adelante", señaló al programa "Fox News Sunday".

Ciertamente, a ninguna de las 34 personas implicadas en este caso, incluidos seis socios cercanos de Trump, se le han presentado cargos por ese delito. 

La investigación, en cambio, hizo caer al exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, así como a su exabogado personal, Michael Cohen, ambos condenados a prisión por malversaciones varias y falso testimonio.

Exjefe del FBI bajo los gobiernos de George W. Bush (republicano) y Barack Obama (demócrata), Robert Mueller fue nombrado en mayo de 2017 fiscal especial por el Departamento de Justicia para garantizar la independencia de las investigaciones sobre este caso extremadamente sensible. Con 74 años, está próximo a jubilarse. 

En 2008, durante un discurso por los 100 años del FBI, citó al tenista Arthur Ashe para decir que "el verdadero heroísmo es notablemente sobrio y muy poco espectacular".