El estudio desarrollado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) panameño y el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE), con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), es una herramienta que proporcionar una medida más integral de la calidad de vida de las personas.

Consta de un modelo de 49 indicadores, y 43 de ellos se pudieron medir por género. Panamá, este agregado tuvo a la provincia de Panamá con 76.20 y la provincia de Herrera con 75.86 como las dos con más alto progreso social en general. Pero por género la distribución de progreso social cambia, y las mujeres tienen más progreso social que los hombres (75.98 puntos contra 71.81).

La mejor provincia en IPS para las mujeres es Herrera con 80.63 puntos; y para los hombres es Panamá con 75.95 puntos.

Las mujeres están mejor en Seguridad Personal, Salud y Bienestar y Acceso a Educación Superior, pero los hombres tienen ventaja en Libertad Personal y de Elección.

En Seguridad Personal la diferencia se da por que la tasa de homicidios y de muertes por accidentes de tránsito, es más alto en hombres que en mujeres. En Salud y Bienestar, la tasa de mortalidad por enfermedades no contagiosas y aquellas derivadas del estilo de vida tales como diabetes o enfermedades cardiovasculares también es más alto en los hombres.

Una de las brechas en las que los hombres tienen ventaja es en Libertad Personal y de Elección, los hombres obtuvieron 66.31 puntos y las mujeres 63.50 puntos. La razón de esta diferencia se da por la tasa de desocupados en la población de 15 a 24 años de edad, donde la tasa es de 23.5 en las mujeres, y en los hombres sólo de 6.7.

En este sentido es alarmante ver que las mujeres estudien más, pero al mismo tiempo sean las que más sufren en el mercado laboral. Es por eso que se ha aplicado el instrumento de análisis del potencial de la mujer para enfocar y diseñar estrategias que permitan que las mujeres panameñas alcancen su pleno potencial, principalmente en los ejes económicos, educativo, de liderazgo y de libertad.

“El Índice de Progreso Social con perspectiva de género permitirá a las provincias y comarcas panameñas, no sólo entender las brechas en bienestar entre hombres y mujeres, sino desarrollar agendas de acción por género, priorizando los retos específicos que enfrentan las mujeres y los hombres en Panamá.” menciona Jaime García, director de proyectos del Índice de Progreso Social del CLACDS/INCAE.

Este informe se estará actualizando cada año y en él puede encontrar la tarjeta de resultado por hombre y mujer para cada provincia, generando así agendas de progreso social con prioridades por género.

El documento.

El estudio fue elaborado con el apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) e implementado por la Dirección de Análisis Económico y Social del Ministerio de Economía y

Finanzas de la República de Panamá, específicamente el equipo conformado por: Julio Diéguez H.,

Joslyn Guerra, Omar Moreno, Esilda Atencio y la subdirectora Margarita Aquino; en conjunto con Jaime García Gómez, director de proyectos del Índice de Progreso Social del Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS) de INCAE Business School.

El contenido de este documento es responsabilidad exclusiva del Ministerio de Economía y Finanzas y del Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS) de INCAE Business School, y en ningún caso, debe considerarse como responsabilidad del organismo cooperante.

Para ver el estudio completo puede ingresar a este link. Más información puede comunicarse con Mauren Esquivel al correo mauren.esquivel@incae.edu.