Solano informó que el Poder Ejecutivo consideró como “inviable e irreal la propuesta sobre la creación de un ´corredor humanitario´ para asistir a nicaragüenses que buscan salir de su país”, que fue planteada por un organismo de derechos humanos de Nicaragua. Esa posibilidad, agregó, “no está contemplada en las futuras acciones en la región”.

El Gobierno de Costa Rica ya lleva adelante dos acciones concretas. La primera es el trabajo en que participan varias instituciones “que están en el terreno desde meses atrás, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Seguridad Pública, la Dirección General de Migración y Extranjería, la Caja Costarricense de Seguro Social, entre otras, que ha dado una respuesta efectiva, y que a la fecha, ha permitido el rechazo de más de 15.500 personas que pretendían ingresar de manera irregular al país”, dijo el Ministro de Relaciones Exteriores.

Resaltó que lo segundo, “es un plan de cooperación sanitaria en la zona norte en el contexto del Covid-19 con las agencias del Sistema de las Naciones Unidas (ONU) acreditadas en Costa Rica, y las instituciones nacionales antes mencionadas que están en la zona norte. Este plan no tiene vinculación alguna con propuestas como la que ya se indicó, que es inviable”.

Solano resaltó que estos dos pilares tienen como principal objetivo “mantener una zona norte sanitariamente segura demostrando que la principal preocupación del Gobierno de la República es la seguridad y la salud de los costarricenses”, añadió el Ministro.