Además, las autoridades informaron sobre la muerte de 35 personas, 28 hombres y siete mujeres. Este dato también supone un pico en la emergencia sanitaria. El sistema de salud ha hecho 1 mil 90 test de covid hoy y 79 pacientes se han recuperado.

CIFRAS TOTALES DE CORONAVIRUS

14 mil 540 casos confirmados – 582 fallecidos – 2 mil 897 recuperados – 11 mil 59 casos activos.

DENGUE SUMA 5 MUERTES Y UNOS 4 MIL CONTAGIOS

Con la llegada de la lluvia la propagación del mosquito Aedes aegypti es inevitable, este pequeño insecto de 7 milímetros es el causante del contagio del virus del dengue, que ya infectó a 3 mil 981 guatemaltecos, según datos del Ministerio de Salud actualizados hasta el pasado 6 de junio.

Entre los contagiados, cuatro de cada diez guatemaltecos tienen menos de 15 años, pero son los niños entre 5 y 9 años los más afectados. Mientras que una de cada dos personas infectadas es mujer. Cabe resaltar que a diferencia del comportamiento de la enfermedad el año pasado, ahora los jóvenes entre 25 y 39 años también son vulnerables.

El dengue puede ser letal, y en el país ya se reportan cinco muertes por esta causa, según información preliminar de la cartera de Salud. Un caso se dio en Santa Rosa, uno de los departamentos con el mayor número de infectados, pues se contabilizan más de 500.

Dos decesos más ocurrieron en San Marcos, donde hay 142 contagiados. Otra muerte se dio en la capital, donde se cuentan 672 personas con dengue, y un fallecido más en Petén, allí se reportaron 252 enfermos.

Hay tres defunciones que son investigadas, pues aún no se determina si las personas murieron a consecuencia del dengue.

Los casos de contagio y de muertes han descendido en comparación con los reportados el año pasado hasta el 6 de junio. En ese entonces, los infectados eran 4 mil 766, mientras que los decesos, 77. Huehuetenango fue uno de los departamentos donde la alarma se encendió, pues llegó a registrar 670 personas con dengue y 9 fallecimientos por dicha causa. El municipio más afectado fue Jacaltenango.

La tasa de letalidad del dengue en el país actualmente es de 0.14%, mucho mayor a la que se registra en las Américas que es de 0.035%.

¿HAY SUBREGISTRO DE CASOS?

De acuerdo con el epidemiólogo, Arturo Sánchez López, en la región hay epidemia de dengue, sin embargo, no es atendida porque los esfuerzos de los sistemas de Salud se centran en el covid-19, pero no hay que olvidar que el dengue también causa la muerte.

Si bien los casos reportados hasta ahora en Guatemala muestran un descenso en relación al año pasado, no se descarta que haya un subregistro, una situación que “siempre” se ha dado cuando se trata del dengue, dice el médico.

Esto se debe a que cuando la enfermedad no es grave los síntomas suelen durar 15 días y ceden, y las personas no acuden a los centros asistenciales y esos casos no se registran, sin embargo, no se debe pasar por alto que “hay una forma mortal, principalmente en niños o adultos, que han cursado con más de una infección por dengue”, señala Sánchez López.

Pero ahora con la crisis del nuevo coronavirus, el subregistro puede ser mayor ya que los servicios de salud se concentran en atender la pandemia.

En este punto, Celia Cordón, directora del Centro de Estudios en Salud de la Universidad del Valle, señala que existe la preocupación por el descuido a la vigilancia y atención a otras enfermedades. Si bien esto también pasa en países desarrollados, en Guatemala es más serio pues el Sistema de Salud es precario.

“El escaso recurso humano se está centrado en la emergencia del covid-19”, menciona Cordón, pero hay unidades de control vectorial que pueden seguir dedicadas al dengue para no descuidar esta emergencia que también se cobra vidas.

En el boletín número 13 que publicó el Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud se evidencia que para la última semana de marzo los casos de dengue no eran reportados en su totalidad. Se menciona que por el ingreso del nuevo coronavirus en el país, la notificación de los contagios había disminuido, y que únicamente el 70% de los servicios de salud envío sus reportes.

A esto se suma que debido a las medidas de confinamiento impuestas por el Gobierno para frenar la propagación del coronavirus, muchas personas han preferido quedarse en casa lidiando con los síntomas de dengue y no acudir a los centros asistenciales en busca de tratamiento.

“Si se aborda el tema de covid-19 con enfoque comunitario con una comunicación social para cambio de comportamiento podemos trabajar conjuntamente las medidas de prevención del dengue, es decir, atender con medidas de promoción y comunicación ambas enfermedades”, señala el epidemiólogo.

Para prevenir la propagación del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue, el Ministerio de Salud indica que realizan de forma permanente actividades de deschatarrización para evitar los criaderos del vector, además de fumigación y abatización para controlar los brotes del zancudo.

Otra de las acciones que se llevan a cabo es la consejería comunitaria para que las personas sepan cómo evitar los criaderos de mosquitos en el hogar.

SEROTIPOS DEL DENGUE. Existen cuatro serotipos del virus del dengue (DEN-1, DEN-2, DEN-3, DEN-4), y estos están presentes en la región de las Américas según la Organización Panamericana de la Salud (OPS). No en todos los países se ha detectado la circulación simultánea de estos, pero en Guatemala sí. El año pasado, el Ministerio de Salud identificó los cuatro serotipos en el territorio nacional, con predominio del DEN-2.

DENGUE EN LA REGIÓN 

No solo Guatemala es amenazada por el dengue, los demás países de América tienen serios problemas con la enfermedad. La OPS reportan que van 1.6 millones de contagios en la región.

Pero solo en los países de Centroamérica se cuentan más de 53 mil casos, y es Nicaragua el que figura con la mayor cantidad, por arriba de los 25 mil infectados. Le sigue Honduras con 13 mil y luego Guatemala cerca de los 4 mil.

Según la OPS, este año los casos de arbovirosis -virus que son transmitidos por vectores, como insectos- tuvieron una reducción del 10% comparado con los registrados en 2019, de esa cuenta, se notifican menos contagios de dengue, chikungunya y zika.