El gobierno de Costa Rica “lamentó” y “condenó” el atentado registrado el viernes anterior en las cercanías de la sede del Gobierno de Noruega, en Oslo, y que dejó varias decenas de víctimas mortales y de personas heridas en un hecho sin precedentes en la historia de ese país europeo.
 
“Costa Rica desea manifestar al pueblo y Gobierno  de Noruega, su  profundo pesar por estos repudiables actos, y asimismo, expresa sus más sinceras condolencias a las familias de las víctimas y personas heridas”, dice la nota oficial.
 
La administración Chinchilla Miranda reiteró al Gobierno noruego el “firme compromiso con la lucha contra el terrorismo” y expresó “su solidaridad con el Gobierno y el pueblo de Noruega”.
 
“Tales actos criminales, agrega la misiva de condolencias, deben ser condenados por la comunidad internacional dada su naturaleza destructiva y perversa” que utiliza y “se ensañan contra víctimas inocentes” que nada tienen que ver con los grupos en disputa, lo que es desde todo punto de vista repudiable.