El Servicio Federal de Migración de Rusia (SFM) ha entregado el certificado que permite al analista informático norteamericano Edward Snowden abandonar la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremétievo con permiso del servicio de los guardafronteras, según informa la agencia Ría Novosti. Sin embargo, de momento, el informático todavía no ha salido de la zona.

Anatoli Kucherena, abogado de Snowden, ha explicado que los documentos para conceder asilo a Snowden "todavía están siendo examinados". El letrado ha comparecido solo ante los periodistas que se han concentrado en el aeropuerto de Sheremétievo, después de haber entrado en la zona de tránsito del aeropuerto donde entregó a su cliente el certificado que le permite residir temporalmente en Rusia en tanto se decide sobre su petición y también, según dijo en una entrevista con el canal de televisón Rusia-24, obras de dos grandes clásicos rusos, Fiodor Dostoievsky, y Anton Chéjov. De Dostoievsky "Crimen y Castigo", porque consideró que las contradicciones internas del protagonista, Raskólnikov, que asesinó a una vieja usurera, pueden serle interesantes. De Chéjov no aclaró que obra le llevaba pero dijo que era para mejorar el estado de ánimo y para que conociera las costumbres rusas a través de la obra del gran autor.

El abogado también mencionó que, de momento, Snowden se plantea quedarse un tiempo en Rusia y buscar trabajo.

El 16 de julio, con ayuda de Kucherena, Snowden formalizó una petición de asilo temporal. Para acceder a ella o denegarla el SFM tiene un plazo de tres meses. El certificado o pase que Snowden recibe ahora le permite sin embargo residir en Rusia hasta que las autoridades decidan sobre su solicitud. Si obtiene asilo temporal, Snowden podría permanecer un año (prorrogable) en Rusia.

Normalmente el SFM suele tardar unos siete días en emitir un pase provisional. Una de las condiciones que el presidente Vladímir Putin ha puesto a Snowden para permanecer en Rusia es abstenerse de hacer declaraciones que puedan perjudicar a EEUU. Por eso, no está claro si el ex contratista de la CIA hará declaraciones cuando salga de Sheremétievo ni tampoco donde va a residir ni en qué condiciones. Kucherena ha manifestado que “hay que tener en cuenta su seguridad”, indicando que tal vez no sea fácil relacionarse con su cliente mientras este permanezca en Rusia. En su reunión con activistas de derechos humanos el 12 de julio, Snowden dejó claro que no quería quedarse en Rusia y que planeaba proseguir viaje a otro destino. El norteamericano tiene ofertas de asilo de Venezuela, Nicaragua y Bolivia.