“Ha sido impresionante, los chicos están muy emocionados y es la primera vez que se hace algo así en el país, así que ellos son pioneros en el campo” dijo Alejandra Sánchez, una de las coordinadoras del primer Campamento Aeroespacial organizado por la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Costa Rica (UCR) que reunió a estudiantes, docentes nacionales e invitados, conferencistas y entusiastas de la ingeniería aeroespacial entre el 20 y 22 de julio de 2015 en la Sede Universitaria de Guanacaste, ubicada en Liberia.

“Nuestro interés principal era motivar a jóvenes de colegio y universitarios a que se interesen en temas relacionados con la ingeniería aeroespacial”, comentó Leonora de Lemos, la coordinadora general del evento que reunió a más de cincuenta jóvenes de distintos centros educativos. De Lemos explicó que esa carrera no existe en la UCR, por lo que están motivando a que estudiantes de ingeniería mecánica y eléctrica, física y computación se interesen por esta área.

Sánchez explicó que el primer día del campamento, las personas participantes tuvieron una jornada de conferencias con figuras destacadas como al científica costarricense de la NASA, Sandra Cauffman.

Andrés Mora, experto en robótica, impartió el martes una clase sobre historia y fundamentos de cohetería, en la que los participantes del campamento pudieron simular -con ayuda de un software especializado- el comportamiento de sus cohetes.

El miércoles se realizó el lanzamiento de los cohetes que los campistas ensamblaron –con ayuda de un kit– por equipos. Cada grupo decoró y bautizó a su cohete, los cuales tenían como fin desarrollar una misión (ficticia) que cada agrupación desarrolló. Por ejemplo, uno de los cohetes se dirigiría a Marte, con el fin de reactivar el campo magnético de dicho planeta y hacerlo apto para una futura exploración humana. Este tipo de ejercicio trabajó las capacidades de comunicación y creatividad.

Cada uno de los cohetes alcanzó más de cien metros de altura, usando como propulsión combustible sólido, como es normal en este tipo de aeronaves, ya que no necesita aire para funcionar.

Henning Jensen, rector de la UCR comentó que este evento es una oportunidad de vínculo muy valiosa entre los estudiantes colegiales y universitarios, pues los prepara a todos para adentrarse en áreas de estudio y trabajo de alta tecnología.