“La indignación ciudadana se focaliza en que el erario se ha visto como un botín del cual se aprovechan funcionarios y autoridades inescrupulosas. El viernes el Ministerio Público y la Cicig hicieron señalamientos graves que pretenden vincularme con el caso conocido como La Línea y solicitaron un antejuicio contra mi persona. Es más, me sitúan como la cabeza de la estructura”, admitió.

Declaro categóricamente que “rechazo mi vinculación a la misma y al haber recibido dinero alguno de esa operación de defraudación aduanera” y contraatacó al sector empresarial.

“No hay una Línea; son dos”, pero hasta ahora solo ha sido desmantelada la parte que recibe, pero no la que paga. Esta segunda está “enraizada en el sector empresarial”, señaló.

“No puedo dejar de reconocer que esto ha acontecido en mi gobierno y con funcionarios cercanos a los que designé, esto me obliga a pedir una disculpa pública. Les afirmo que no renunciaré y que con toda entereza enfrentaré y me sujetareé en los procesos que en Ley correspondan”, expresó.

Esto pareció contradecir el inicio de su discurso cuando dijo que “ignorar las demandas manifiestas de la población era un alto riesgo”.

Contra la CICIG

Por otro lado, el Gobernante criticó el papel de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) diciendo que se pretende “instalar una estrategia intervencionista” con el fin de quebrantar la democracia en el país.

Llamó a la “Guatemala profunda” a manifestar y a “hacer las transformaciones profundas del Estado”.

Las organizaciones sociales, estudiantiles y campesinas anunciaron ayer en la mañana el inicio de una semana de presión contra el mandatario.

Los grupos organizados dieron a conocer la intención de mantener determinación en las movilizaciones previstas para el transcurso de la semana, informó Helmer Velásquez, director de la Coordinación de ONG y Cooperativas (Congecoop).

“La convocatoria está respaldada por dirigentes sociales, estudiantes, campesinos, comerciantes y organizaciones religiosas”, confirmó Daniel Pascual, dirigente del Comité de Unidad Campesina (CUC).

Se tomó la decisión de hacer estas acciones, luego del agravamiento de la crisis política tras la denuncia de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y del Ministerio Público (MP) que implica a Pérez Molina y a la ex vicepresidenta Roxana Baldetti como cabezas en la estructura de defraudación aduanera La Línea.

Pascual señaló que las acciones están previstas para que empiecen el martes 25 de agosto con la intención de agilizar la renuncia del mandatario. El dirigente campesino explicó que estas no evitarán el ingreso a la capital; “serán movilizaciones que no interrumpirán el paso”, aclaró.

USAC va al paro

La Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) también anunció, la suspensión de toda actividad en el país el próximo jueves 27 de agosto y su participación para ese día “será una manifestación desde el campus central en la zona 12 hacia la Plaza de la Constitución, exigiendo la renuncia de Pérez Molina”, resaltó un dirigente estudiantil.

En otro punto de la ciudad, el grupo denominado Magisterio en Resistencia también respaldó las acciones y convocó un paro de labores el próximo martes para participar de las manifestaciones.

El pasado miércoles 19, dirigentes de 72 organizaciones civiles de Guatemala, también anunciaron tres días de movilizaciones en rechazo a “las ilegítimas, ilegales y fraudulentas elecciones generales para el próximo 6 de septiembre”.

En los últimos meses, las protestas en la calle han sido múltiples y pacíficas en el país, para exigir la renuncia de Pérez Molina y el aplazamiento de las elecciones generales.

A este clima de protesta se sumaron las voces de diferentes líderes. El cantautor guatemalteco Ricardo Arjona envió desde las redes sociales un mensaje de reflexión a los votantes. También se pronunció la Organización de Estados Americanos (OEA) y después de la homilía el arzobispo metropolitano también se refirió con severidad ante el gobernante.

Choques sociales

Tras la negativa a renunciar del mandatario, el ex canciller y ex presidente del Congreso, Alfonso Cabrera, advirtió que hay peligro de que se pueda generar algún tipo de violencia en el país, porque “la gente está enervada y molesta”.

Señaló que las manifestaciones, en vez de ser pacíficas, se podrían convertir en aquellas famosas de antes en que se rompían vidrios o asaltaban supermercados. Creo que se corre el riesgo de provocar caos. Se esperaría que renunciara todo el gabinete y el mismo Alejandro Maldonado, enfatizó.

Helen Mack, de la Fundación Mirna Mack, advierte que el tema de las elecciones se enrarecerá mucho más. La imagen internacional de Guatemala se vendría abajo. Si ya de por sí la situación ha estado provocando algunas dudas del impacto que esto podría tener económicamente, esto termina de conformarlo, aseveró.

El analista del CIEN, Hugo Maúl, apuesta que la decisión de Pérez de mantenerse en el poder responde a que “él sabe bien que en el Congreso su bancada y la principal oposición lo van a defender.

“Yo creo que él se va a tratar de sostener en un gobierno, que la poca gente decente que queda tendrá que irse yendo, es eminente que gente como Dorval (Carías), o Ekatarrina Parrilla renuncie, o el Canciller renuncie. Él puede no aceptar las renuncias y ellos tampoco abandonar el puesto, advirtió.

Es una vergüenza- El presidente del Comité de Asociaciones Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) calificó vergonzosa la decisión del gobernante. “Es una vergüenza y nos indigna tremendamente lo que ha dicho el señor presidente; lejos de asumir su responsabilidad, renunciar y enfrentar la justicia, se enfrenta a la sociedad y sigue creando más problemas en la nación. Insistimos en que él debe renunciar inmediatamente, por la institucionalidad y la democracia”.

Voces y protagonistas

¿Es eso lo que queremos? El arzobispo metropolitano, Óscar Julio Vian, formuló severa crítica. “Estábamos viviendo en realidad un gobierno que nos mentía constantemente; nos decía, como también gobiernos anteriores, que amaban, que trabajan por los pobres, pero estaban quitando los medios con que ellos podrían desarrollarse”. “Con todo lo que tenemos, creo que (Pérez) debiera renunciar”, aseveró. Los gobiernos nos han estado mintiendo.

- El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ve con preocupación los acontecimientos políticos en Guatemala, incluyendo llamadas de distintos sectores de la sociedad para la postergación de las elecciones del 6 de septiembre, aunque el ente regional advierte que es “indispensable que las elecciones se celebren conforme al orden constitucional vigente”. OEA: pide respeto al orden constitucional.