“Lo que está pasando, desde nuestra lectura, es que hubo lamentablemente un proceso en el cual Uruguay decidió unilateralmente dejar la presidencia pro témpore del Mercosur, y eso ha creado un vacío, un limbo’’, dijo Malcorra en alusión a la decisión de Montevideo de dejar el puesto una vez cumplidos sus seis meses de gestión.

Desde entonces dijo, la crisis que venía socavando al bloque por el traspaso de la presidencia a Venezuela, se ha profundizado a niveles sin precedentes.

“Nosotros hemos dicho que la presidencia pro témpore tiene un proceso de traspaso que es una formalización de informe que hace el (presidente) saliente, sobre cuál ha sido su trabajo. Eso no ocurrió, y para nosotros eso es un problema serio de gobernabilidad del Mercosur’’, añadió la canciller argentina en una entrevista con el semanario uruguayo Búsqueda.

“No ha habido una sola transferencia en el Mercosur que no se hiciera en el marco del Consejo del Mercado Común, que reúne a cancilleres y ministros de Economía, en general en el marco de la celebración de cumbres presidenciales”, recordó Malcorra quien según Búsqueda, dijo que Uruguay debería haber esperado para tomar esa decisión.

“Creo que lo mejor hubiese sido, antes de mandar la carta (dejando la Presidencia), intentar acordar un formato de salida’’, señaló.

Por su lado, el grupo de Alto Nivel del Parlasur que se constituyó con el objetivo de ayudar a destrabar la crisis, se reunió el miércoles con el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa. Al salir del encuentro, el presidente del Parlamento, Jorge Taiana, calificó la reunión como positiva.

“Hubo diálogo y acercamiento entre las distintas posiciones para intentar desbloquear la situación que atraviesa el bloque regional y evitar una ruptura del mismo. Todos coincidimos en la importancia de la integración regional para el desarrollo de nuestros pueblos”, aseguró Taiana.

El Mercosur atraviesa una de sus dos peores crisis desde su fundación en 1991, sólo equiparable a la que generó la suspensión de Paraguay en 2012 luego de un juicio parlamentario que destituyó al presidente de izquierda Fernando Lugo. Allí, en una cumbre presidencial incompleta, Uruguay, Argentina y Brasil resolvieron el ingreso de Venezuela como miembro pleno al bloque.

Por orden alfabético, en julio del 2016 Venezuela debía asumir la presidencia del grupo, puesto que coordina por seis meses la agenda del bloque. Pero Brasil, Paraguay y Argentina se oponen.

El canciller brasileño, José Serra, dijo el miércoles: “Venezuela vive bajo un régimen autoritario, no democrático. Un país que tiene presos políticos no puede ser un país democrático. Venezuela no va a asumir el Mercosur, eso es seguro’’.

Argentina en tanto, propuso un gobierno colegiado del Mercosur hasta que asuma la presidencia en enero próximo.

La Normativa. Según la normativa del Mercado Común del Sur (Mercosur), “la Presidencia del Consejo se ejercerá por rotación de los Estados Partes y en orden alfabético, por períodos de seis meses”. A finales de julio, Uruguay traspasó la presidencia a Venezuela, sin embargo los gobiernos de Brasil, Argentina y Paraguay no lo reconocen.