Con 40 de los 57 diputados presentes, la iniciativa del Partido Acción Ciudadana (PAC) pasó “raspando” su primera prueba. El segundo debate que requiere el proyecto para convertirse en ley deberá darse el próximo jueves.

La iniciativa aprobada permitirá que el aporte estatal a las campañas electorales disminuya de 0,19% a un 0,11% del PIB, con lo que el monto total pasará de 43.000 millones de colones a unos 23.000 millones.

El Partido Liberación Nacional (PLN) que había intentado bloquear la reforma, decidió apoyarla a instancias de su candidato presidencial, Johnny Araya, luego de que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) rechazara una iniciativa suya para permitir el aporte de sociedad anónimas a la campaña.

La diputada Carmen Muñoz Quesada, Jefa de la Fracción del PAC, señaló que esta decisión es una primera medida para garantizar la austeridad y la transparencia en el financiamiento electoral.

“Ahora hay que redoblar la vigilancia para impedir las cuentas paralelas y los aportes de origen espurio a favor del bipartidismo, que han sido comunes en pasados procesos electorales”, comentó.