El presupuesto de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) alcanzará en el año 2021 los 4,8 billones de colones para los seguros de salud y pensiones, informaron Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS, Roberto Cervantes, gerente general y Luis Diego Calderón, gerente financiero.

De acuerdo con los jerarcas institucionales del total del presupuesto institucional el 62.3 % estará destinado al seguro de salud, el 34.5 % al seguro de pensiones y el 3.2 % al Régimen No Contributivo (RNC).

Macaya explicó que la emergencia nacional por la pandemia del nuevo coronavirus ha afectado fuertemente a la institución por el aumento del gasto y la reducción de los ingresos, por lo que realizaron un replanteamiento de varios aspectos que se venían desarrollando para concentrar esfuerzos y capacidades institucionales.

“Como prioridades inmediatas estamos enfocados en la atención de la pandemia, la protección de la salud y la vida, así como la búsqueda permanente del equilibrio financiero institucional”.

El jerarca explicó que este presupuesto es razonable y prudente ante la situación económica que vive el país, pero garantiza la continuidad de los servicios y la sostenibilidad financiera de la entidad encargada de la prestación de servicios de salud en todo el país.

Macaya informó que los ingresos de salud disminuyeron en un 1.7 % respecto a los estimados para el 2020 y un 0.4 % en IVM. Esto tiene que ver con la coyuntura económica actual, es decir, la disminución en cotizaciones producto de la desaceleración económica, el desempleo; toda vez que el 80 % de los ingresos de la CCSS son por cuotas obrero-patronales.

Cervantes, gerente general de la CCSS, detalló que para la formulación del presupuesto se llevan a cabo diversas actividades, entre las que destacan:

• La estimación de los ingresos para ambos seguros.

• Se toma en cuenta las transferencias incluidas en la Ley de Presupuesto de la República para el periodo 2021.

• Consultas a las unidades técnicas y a las que administran recursos específicos.

• Consultas a las direcciones de redes de servicios de salud sobre nuevos programas y servicios, contratos, medicamentos, insumos e implementos médicos, para ser considerados dentro de las posibilidades de financiamiento.

• Análisis del Portafolio Institucional de Inversiones para priorizar y optimizar los recursos incluidos.

• En el Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte se consideran las estimaciones realizadas de la Dirección Actuarial y económica, así como los criterios de la Gerencia de Pensiones.

• En el Régimen No Contributivo se consideran las estimaciones realizadas por la Dirección Actuarial y Económica, conforme las transferencias incluidas en el Proyecto de Ley de Presupuesto de la República para el periodo 2021, el cual no cubre el financiamiento total requerido conforme los egresos actuales, ni tampoco los recursos para cumplir con la meta de otorgamiento de 5 000 pensiones nuevas.

PRESUPUESTO 2021

El gerente financiero, Calderón, explicó que para el Seguro de Salud, el total de egresos se distribuye de la siguiente forma:

• Remuneraciones: 50,4 %. • Servicios: 9,0 %. • Materiales y Suministros 14,9 %. • Activos Financieros: 11,4 %. • Bienes Duraderos:  7,6 %. • Transferencias corrientes:  4,7 %. • Otros: 2,0 %.

Además, en el seguro de pensiones, el total de egresos se distribuye así:

• Remuneraciones: 0,5 %. • Servicios: 1,4 %. • Intereses y Comisiones:  0,4 %. • Activos Financieros: 15,7 %. • Transferencias Corrientes: 81,4 %. • Cuentas Especiales: 0,6 %.

Calderón dijo que el presupuesto 2021 incluye diversos programas y actividades de la CCSS, entre las que destacan:

• Recursos para el funcionamiento de los centros de salud y unidades administrativas, de acuerdo con los objetivos y planes estratégicos establecidos por la Institución y las estimaciones de ingresos para el período 2021.

• Refuerzo al programa de atención oportuna de las personas, por un monto de ¢21 934 millones.

• Reforzamiento del fondo de contingencia del seguro de salud para alcanzar la suma de ¢60 000 millones, considerando el comportamiento epidemiológico del covid-19 y la posibilidad de impactar la prestación de los servicios en el 2021, asimismo, como previsión para la compra de equipos de protección personal, la posible adquisición de la vacuna para combatir el coronavirus (este aspecto se espera sea abordado por el Gobierno de la República), así como cualquier otro gasto relacionado con riesgos cubiertos por dicha fondo.

• Fortalecimiento de las inversiones en infraestructura y equipo: se incorporan recursos para el proyecto equipamiento de la nueva sede del hospital Monseñor Sanabria Martínez de Puntarenas, el cual será financiado con recursos del préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica y del seguro de salud, la construcción y equipamiento del hospital William Allen Taylor de Turrialba, además del proyecto de construcción y equipamiento de salas de operaciones, salas de partos y unidad de cuidados intensivos del hospital México. Asimismo, se incluyen otros proyectos de readecuación de salas de cirugía de varios centros de salud y los proyectos de construcción y equipamiento nueva sede área de salud Santa Cruz y de Naranjo, entre otros; a su vez, se financian proyectos de construcción de sede de equipos básicos de atención integral en salud (ebáis) en las diferentes regiones del país.

• Los programas de ingeniería ambiental, seguridad, sustitución de ascensores, sustitución de calderas (seguridad humana, eléctrica, sísmica, entre otros), proyectos de tecnologías de información y comunicaciones, financiados con recursos institucionales, así como del Programa de Fortalecimiento de Atención Oncológica y la Ley General de Control del Tabaco.

• Se incorporan los recursos correspondientes al Fideicomiso entre la CCSS y el Banco de Costa Ricas, según lo previsto en el Portafolio Institucional de Inversiones, de cara a la mejora de las condiciones de infraestructura del primer nivel de atención.

• En equipamiento destaca la incorporación de recursos del programa de equipos para quirófanos para la adquisición de mesas de cirugía y la primera fase de lámparas de cirugía para diferentes unidades ejecutoras. La adquisición equipo de Litotriptor para el Hospital México, proyecto de hemodiálisis, entre otros. Además, incluye financiamiento para el Fondo Recuperación de Equipo Médico (FREM) para la dotación de equipos de baja y mediana complejidad a diferentes centros médicos.

• Para los proyectos administrativos y logísticos se incorporan los recursos para el reforzamiento estructural y readecuación Oficinas Centrales, así como para la remodelación de las instalaciones del CENDEISSS y de la construcción de la Sucursal de Limón.

• En sistemas de información, sobresale la implementación del Expediente Digital Único en Salud (EDUS) en su fase II EDUS hospitalario y Fase I, primer nivel de atención, asimismo proyectos como para ampliar y actualizar las redes locales y equipamiento a nivel nacional, para operar los servicios tecnológicos institucionales, servicios profesionales de apoyo en los procesos de aseguramiento de la calidad y la gestión del ciclo de vida de las aplicaciones en la CCSS, servicios de apoyo para el desarrollo y mantenimiento de sistemas financieros administrativos, solución tecnológica para seguridad perimetral, consolidar los centros de procesamiento institucionales, además de la adquisición de equipo de cómputo, impresión y proyección para diferentes unidades.

• Se incluyen recursos para el Plan de Recuperación de Infraestructura Institucional (FRI), con el fin de fortalecer la infraestructura institucional.

• También se encuentran ¢10 000 millones para la adquisición del terreno para la Construcción Torre La Esperanza con recursos del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

• Se incorpora recursos de la Junta de Protección Social (JPS) para los proyectos construcción y equipamiento de la Unidad de Diálisis Peritoneal y Hemodiálisis del hospital Enrique Baltodano Briceño, Liberia.

• Finalmente, del Instituto de Desarrollo Rural (INDER), para el proyecto de construcción y equipamiento de módulo para la atención de pacientes con enfermedad renal crónica y Unidad de Cuidados Paliativos sede de área de Cañas

• En el Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte, se incorporan los recursos correspondientes para el pago de las pensiones y las inversiones financieras, a través de la compra de títulos valores y los puntos ingresos disminuidos producto de la desaceleración económica, el desempleo.