La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) anunció que, de acuerdo con las proyecciones de los modelos matemáticos que se aplican al comportamiento de la propagación de la COVID-19 en el país, la capacidad para la atención de pacientes en unidades de cuidados intensivos en el sistema hospitalario nacional, se va a saturar en la semana del 4 al 9 de octubre.

El informe epidemiológico presentado por la directora general de Salud, Priscila Herrera, señala que mientras el registro total de casos confirmados roza los 70 mil contagios, el registro de casos activos supera los 42.100 pacientes en todo el país y una cifra de personas recuperadas de 26.554 parece modesta ante el aumento exponencial de nuevos registros.

De los 1.400 casos nuevos en un día, 278 son por nexo epidemiológico y 1.122 por laboratorio para un total de 69.459 casos confirmados, de cero a 100 años.

33.052 mujeres y 36.407 hombres. 

58.953 adultos, 4.605 adultos mayores y 5.788 menores de edad. A 113 se les investiga el dato.

En contraste con ese total, el registro de personas fallecidas indica que 795 murieron por causas relacionadas con COVID-19.

254 adultos y 541 adultos mayores. 307 mujeres y 488 hombres, de 19 a 100 años. La relación entre el número de contagios y los fallecimientos demuestra que la mayor cantidad de víctimas mortales se da entre las personas mayores.

Este jueves se reportaron 14 decesos, 7 hombres y 7 mujeres, de 53 a 88 años. 

Las personas hospitalizadas son 610. De ellas 253 en cuidados intensivos de uno a 91 años.

Las personas recuperadas son 26.554. De ellas 12.524 mujeres y 14.030 hombres.

Por edad: 22.599 adultos, 1.382 adultos mayores, 2.510 menores de edad y 63 no dieron el dato.