La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial (UCCAEP) afirmó ayer que la reforma tributaria que analizan los diputados desincentiva las inversiones extranjeras por el cambio que sufrirían las normas de las Zonas Francas.

La cúpula empresarial sostiene que la incorporación de los tributos que gravarían a las empresas instaladas en las zonas francas, echarían por tierra los esfuerzos del propio gobierno para atraer nuevas inversiones ya que en menos de 24 meses, el país estaría cambiando las reglas del juego para las empresas que deseen instalarse en Costa Rica bajo este régimen.

En concordancia con los argumentos de la UCCAEP, el presidente de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (CINDE), José Rossi, y la directora general, Gabriela Llobet, advirtieron que los esfuerzos de Costa Rica por convertirse en un país atractivo para los inversionistas extranjeros, se verían afectados por las regulaciones que incluye el proyecto de reforma tributaria sobre el régimen de beneficios de las Zonas Francas.

Las declaraciones de la cúpula empresarial de UCCAEP y CINDE se produjeron en forma coordinada con la comparecencia de los representantes de esta última ante la Comisión Especial legislativa que estudia el Proyecto de Solidaridad Tributaria, este lunes.

UCCAEP echó mano de un estudio de Procomer, para dar fuerza a sus argumentos, en el que se señala que el régimen de zonas francas promovió el desarrollo de 574 empresas costarricenses proveedoras de servicios a las firmas instaladas bajo este régimen, lo que es interpretado como un importante impulso al empresariado nacional.

En el 2010, las empresas en zona franca generaron 60 mil empleos de alta calidad y con mejores sueldos, ya que el salario promedio mensual pagado a cada trabajador en ese régimen fue de $1.028,9, según el informe de Procomer.

La UCCAEP criticó al gobierno al señalar que “como sector creemos que es el momento de que las autoridades tanto del Poder Ejecutivo como Legislativo sean consistentes y trabajen en acciones tendientes a reactivar la economía nacional, promover la formalidad y la creación de más fuentes de empleo.”

El presidente ai, de UCCAEP Jaime Molida agregó que con un plan de impuestos que carece de ejes importantes como el control del gasto, la eficiencia en el gasto público y responsabilidad fiscal” se “ahuyenta la inversión” extranjera en el país.

Posición de CINDE

Los representantes de CINDE afirmaron que las provincias de Heredia, Puntarenas, Alajuela, Cartago, Limón y Tilarán, en Guanacaste; son las zonas que se podrían quedar sin unos 5 mil nuevos empleos como resultado del cambio en los impuestos tasados a las empresas de Zona Franca, como parte de la Reforma Fiscal. Así lo expusieron el Presidente de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (CINDE), y José Rossi, y la Directora General, Gabriela Llobet, ante los Diputados de la Comisión Especial que estudia el tema.

“Queremos que los Señores y Señoras Diputadas vean con datos claros el impacto real de este tema sobre la generación de empleo en Costa Rica y la competitividad del país como sede para la inversión extranjera. Debido a la incerteza, la poca claridad y la incertidumbre  que ha provocado esta nueva discusión en el paquete de incentivos a las Zonas Francas, ya alrededor de una decena de empresas nos han notificado que han pospuesto su decisión final en procesos de crecimiento, apertura de nuevas sedes o inversión en Costa Rica, deteniéndose con ello también la creación de casi 5000 empleos nuevos. Hacemos un llamado a los legisladores, para que vean este tema desde un punto de vista técnico amplio y no como una discusión política” comentó José Rossi.

De acuerdo con Llobet, quienes propusieron y defienden la inclusión de nuevos impuestos a las Zonas Francas a partir del 2015, “aducen erróneamente que éstos no afectarán el crecimiento de las empresas establecidas ni la llegada de nuevas al país”.

Uno de los casos más delicados de los proyectos paralizados es el de la apertura del primer centro de contacto en la zona de Tilarán como parte de un proyecto de expansión de la empresa AEGIS en Costa Rica.

“Ahora que este ayuntamiento –Municipalidad de Tilarán- ha liderado esfuerzos por atraer a nuestro cantón, específicamente por medio de la transnacional AEGIS; con el propósito de generar fuentes de empleo y mejorar las condiciones de vida de los Tilaranenses, dado que no se ha descentralizado los beneficios de este tipo de inversión hacia zonas retiradas de la meseta central; se plantea un proyecto que indudablemente limitará las posibilidades tanto del gobierno local de Tilarán, como del resto de municipios, principalmente de los ubicados en zonas rurales para brindarle a la ciudadanía fuentes de empleo digno” señaló al respecto  Concejo Municipal de Tilarán en un manifiesto público en contra de la aprobación de los dos nuevos impuestos a Zonas Francas, y el cual fue enviado el pasado viernes 21 de octubre a la Presidenta Laura Chichilla así como a los Diputados de todas las fracciones.

Según los directores de CINDE, las Zonas Francas fueron creadas como un mecanismo de atracción de inversión extranjera, generación de empleo, diversificación de las exportaciones e impulsor de encadenamientos productivos y transferencia de tecnología, no así como una herramienta tributaria.

“Esta discusión ya fue sostenida por años en nuestro país, entendiéndose y derivando en diciembre de 2009 en la Reforma al Régimen de Zona Franca,  la cual fue aprobada de forma unánime por todas las fracciones del Poder Legislativo. Gracias al análisis realizado entonces se incluyeron modificaciones que correctamente atendían el interés de que las empresas colaboraran adicionalmente con el erario nacional pero, respetando y procurando que el Régimen pudiese seguir cumpliendo el fin para el que fue creado y aún más, compitiendo con los agresivos incentivos de otros países” explicó José Rossi, Presidente de CINDE.