En un comunicado oficial, el Ministerio de Seguridad descartó que los bloqueos en Barrio Quinto y Cieneguita y una serie de hechos violentos se registraron anoche en el centro de Limón, tengan alguna relación con el movimiento de huelga y las acciones conjunta con otras organizaciones sociales limonenses, que realizan los trabajadores portuarios.

Los “oficiales de la Unidad de Intervención Policial (UIP) atendieron cuatro bloqueos; dos en el barrio Cristóbal Colón, conocido como Cieneguita, y los otros dos en Barrio Quinto, a la entrada de la ciudad”.

“En ambos barrios se trató de jóvenes que colocaron llantas y basura en las vías y les prendieron fuego, causando así trastornos viales y malestar entre la ciudadanía que rechaza este tipo de situaciones” dice el comunicado.

La aclaración despeja las dudas que crearon los grandes noticieros nacionales que de inmediato difundieron informaciones e imágenes de los disturbios relacionándolos automáticamente con la huelga del Sindicato de Trabajadores de la Junta de Administración Portuaria y Desarrollo de la Vertiente Atlántica (JAPDEVA) que mantiene paralizados los muelles de los puertos de Limón y Moín desde el miércoles pasado.

El trabajo de la Fuerza Pública dejó un saldo siete detenidos, quienes se encuentran en este momento a la orden de la Fiscalía de Limón agrega el Ministerio de Seguridad Pública (MSP).

En Moín, durante la madrugada, un grupo de personas lanzó piedras contra los oficiales, quienes actuaron de inmediato para detener a un hombre de apellido Obando, un sujeto que tiene dos órdenes de captura: por robo e incumpliendo de deberes.

Desde el miércoles anterior en este cantón, se mantienen 150 oficiales de Fuerza Pública a quienes se les asignó entre otras  tareas, garantizar la seguridad, lo que se ha cumplido a cabalidad para tranquilidad de miles de limonenses, señala el comunicado del MSP.