El alcalde Metropolitano de Caracas, Jorge Rodríguez, hizo el anuncio, este lunes, del inicio de una mesa de diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición. “Después de varias reuniones y propuestas exploratorias se cristaliza esta mesa de diálogo. Agradecemos la incorporación del papa Francisco a través de un enviado especial a Caracas”, manifestó Rodríguez.

Agradeció a los ex presidentes Leonel Fernández, Martin Torrijos y José Luis Rodríguez Zapatero, así como al secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, por sus aportes en la próxima mesa de conversaciones.

El alcalde venezolano destacó que precisamente cuando se dio la primera acción de diálogo entre delegaciones del gobierno y de la oposición, el presidente Nicolás Maduro recibía la bendición del papa Francisco en el Vaticano. "Bendición que se hace extensiva a todo el pueblo”, expresó.

El diálogo inicia el 30 de octubre

El enviado del Vaticano a Venezuela, Emil Paul Tscherrig, informó que la fecha fijada para el diálogo es el 30 de octubre en la isla de Margarita. Aseveró que el objetivo es buscar acuerdos y superar la discordia.

"Hoy se ha iniciado el diálogo nacional durante encuentros entre representantes del gobierno y oposición con el propósito de establecer las condiciones para convocar una reunión plenaria en la isla de Margarita el 30 de octubre de 2016", indicó.

Paul detalló que en la reunión de este lunes entre delegaciones del gobierno y la oposición "se presentó una propuesta de los acompañantes con las premisas basados en reuniones exploratorias. Acordaron trabajar en conjunto las condiciones para garantizar la seguridad y el desarrollo pacífico y democrático".

Oposición venezolana acepta el diálogo

El secretario general de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús ‘Chúo’ Torrealba, dijo este lunes que el diálogo debe ser "un instrumento para construir un mejor país".

Torrealba indicó que la palabra diálogo debe ser redefinida para que signifique "un instrumento de lucha para construir un país mejor para todos, eso es el diálogo”.

Pueblo venezolano rechazó intentona golpista de la derecha en el Parlamento

El chavismo se movilizó luego de la sesión extraordinaria convocada este domingo por la directiva de la Asamblea Nacional (AN), para dar un golpe parlamentario al gobierno constitucional de presidente Nicolás Maduro.

Jóvenes, mujeres, hombres e incluso adultos mayores y representantes de distintos sectores, como la sexo-diversidad, se movilizaron a la sede de la Asamblea Nacional para rechazar el documento que promueve el desconocimiento de la institucionalidad del país, aprobado por la derecha, el domingo, valiéndose de la mayoría que tienen en el Parlamento.

La oposición venezolana, que tiene mayoría parlamentaria, declaró una "ruptura del orden constitucional", luego que el Consejo Nacional Electoral (CNE) resolviera suspender, temporalmente, la recolección del 1 por ciento de las firmas para activar el referendo revocatorio, por las irregularidades que detectaron varios tribunales penales.

También discutieron un acuerdo para la destitución del presidente constitucional, Madura, bajo el argumento de abandono del cargo por su gira de trabajo a países Opep y no Opep, sin permiso de dicho parlamento.

A las afueras de la Asamblea Nacional, el pueblo chavista protestó contra las resoluciones adoptadas y un grupo de ellos irrumpió en el recinto.

FOTO: AVN

No obstante, dirigentes chavistas llamaron a la calma y pidieron concentrarse en la Plaza Bolívar de Caracas, diagonal al edificio de la Asamblea Nacional.

El presidente del parlamento, Henry Ramos Allup, que se encuentra en desacato al TSJ por incumplir decisiones del Poder Judicial, aseguró que emprenderá un "juicio político" al presidente Nicolás Maduro y emitió una resolución para la sustitución irregular de las autoridades de los poderes electoral y judicial.

Los diputados socialistas convocaron a una concentración el próximo martes en la avenida Libertador para marchar hasta el Palacio de Miraflores (sede de Gobierno) para recibir al presidente Maduro a su regreso de la gira por medio oriente que tuvo por objetivo un acuerdo para incrementar el precio internacional del petróleo.

"Lo que hizo hoy la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) fue una payasada muy grave, tratan de dar un golpe parlamentario, pero no lo lograrán. La historia parece cíclica, el pueblo sabe defender la Revolución Bolivariana (...) Pueblo en la calle movilizado, a defender la Patria", enfatizó el diputado socialista Elías Jaua.