En sus cuentas en redes sociales, el Mandatario dejó claro que el comentario es inoportuno y fuera de contexto. Lanzó varios recordatorios a la expresidenta en respuesta al mensaje que ella hizo circular.

Chinchilla escribió que "he escuchado por ahí a alguna gente decir que solamente Costa Rica se puede dar el lujo de gobiernos como estos con nadado de perro, que es ofender a los perros que no saben para dónde van”.

La respuesta del Presidente no se hizo esperar: “ante las expresiones de la señora expresidenta Laura Chinchilla, este 22 de octubre, debo decir lo siguiente: No estoy en campaña, estoy gobernando” escribió.

Dicho esto, aclaró Solís que “el Gobierno nunca ha sido mezquino y ha reconocido que los resultados de la obra gubernamental no son solo de una administración, sino del país”.

Sin embargo, resaltó el Presidente, “es importante señalar que esta administración tiene resultados que envidiarían Gobiernos pasados: ha logrado un importante crecimiento económico con inflación cero; significativo aumento de exportaciones, inversiones y turismo muy por encima del promedio latinoamericano”.

Agregó que además “se detuvo el incremento del desempleo y de la pobreza -que crecían sin pausa en anteriores Gobiernos-, se está destrabando la construcción de obra pública estratégica en carreteras, escuelas, hospitales y acueductos varados por años, y se combaten excesos en convenciones colectivas y pensiones que habían crecido sin freno durante décadas”.

“Todo esto se ha obtenido sin manchas de corrupción, sin escándalos como el de la trocha, o el del uso de un jet privado” afirmó Solís afinando la punta del lápiz.

“También es justo recordar que, al entregar el poder, doña Laura nos heredó una huelga de maestros, inestabilidad del tipo de cambio, inflación y una alta percepción de corrupción política, situaciones que hoy ya no existen”, criticó.

Para cerrar con un categórico rechazo de las palabras de la exmandataria Chinchilla, el Presidente dijo que “difícilmente puede el Gobierno aceptar el exabrupto de la ex presidenta sin colocar en perspectiva esos hechos”.

Solís consideró que este tipo de argumento puesto a rodar en redes sociales a propósito de nada, son más propios de una campaña electoral que de un análisis responsable de la gestión de un gobierno.

Las expresiones de Chinchilla, activaron las redes sociales con mensajes que señalan las fallas de su gobierno y los grandes escándalos por corrupción como la Trocha fronteriza, la platina, la Ruta 27, la concesión de la carretera San José-San Ramón y el regalo de 35 millones de dólares a la empresa OAS, casos en los que hubo una piñata de millones de colones con fondos públicos.