La propuesta de trabajo que impulsa el ministro costarricense, Manuel González, es que se deben adoptar medidas para un tránsito seguro, ordenado y documentado de migrantes cubanos que ingresan a nuestros países en su viaje hacia el norte.

La reunión de Cancilleres se da en el marco del Sistema de Integración Centroamericano (SICA) con sede en El Salvador, a la que también asisten directores de política exterior y autoridades migratorias para tratar de encontrar una solución al problema de los migrantes cubanos.

González insistió en que estas personas “salieron legalmente de Cuba y emprendieron un trayecto hacia los Estados Unidos, pasando por varios países de la región, en condición irregular”, este es parte del problema que hay que atender para que viajen documentados y evitar que sean víctimas de redes de tráfico internacional de personas.

Agregó que es urgente encontrar soluciones y “pasar de la retórica a la acción”.

“Esta es una situación de carácter humanitario regional, que no debe enfocarse desde la perspectiva de seguridad, ni como un asunto bilateral entre los Estados involucrados y mucho menos debe ser utilizada para fines políticos. No se debe jugar con la aspiración legítima de estas personas por mejores condiciones de vida. Ningún país se debería arrogar el derecho de bloquear una solución a este problema”, afirmó el Canciller González, al ser el primero en tomar la palabra.

Apoyo de los otros países

Con excepción de Nicaragua, los otros países apoyaron el enfoque desde la perspectiva humanitaria, coincidiendo en que debe atenderse la coyuntura actual pero también abordar el problema en su dimensión su estructura.

El Vicecanciller de Nicaragua, Dennis Moncada, que participa en la cita regional, aseguró que la posición de su país “será invariable” y volvió a emprenderla contra Costa Rica.

Actualmente, hay casi 3 mil cubanos en 12 albergues en suelo costarricense a la espera del acuerdo al que lleguen los cancilleres en esta reunión mientras que la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) anunció que se preparan otros albergues.

Los representantes de Colombia, Ecuador y México confirmaron que se sumarán a la segunda sesión para buscar un consenso entre todos los países involucrados, los cuales son utilizados por los flujos de la población migrante como “ruta de paso” hacia los Estados Unidos.