El Secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, anunció a los co presidentes del Grupo, conformado por primera vez, para impulsar el liderazgo, beneficiar a las mujeres y cerrar las brechas de género a nivel mundial, en el marco de la Cumbre de Davos sobre el desarrollo económico.

Solís respondió a Ki-moon afirmando que “Costa Rica se honra” con la designación para participar activamente junto a ONU Mujer, “por primera vez, ONU - United Nations, instalará Grupo de Alto Nivel para apuntar las acciones necesarias en pro de la mujeres, y Costa Rica se honra en participar activamente”, dijo.

“Es un honor para Costa Rica recibir este reconocimiento mundial de impulsar acciones para fortalecer a niñas y mujeres”.

“Nuestro país ha logrado altos estándares en los derechos humanos de las mujeres en legislación contra la violencia, paridad, participación política, espacios de toma de decisión y continúan los esfuerzos para la adecuada implementación de estas leyes que marcan un camino modelo para otros miembros de las Naciones Unidas”.

La otra copresidenta es la consejera delegada de IKEA Suiza, Simona Scarpalleggia, quienes junto con representantes de ONU Mujer, Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial tienen el cometido de elaborar recomendaciones para la aplicación efectiva de la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030, desde la perspectiva de la promoción de los derechos y el mejoramiento de las condiciones de las mujeres en el mundo, según el acuerdo global que incluye los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático.

Nuestra “experiencia y tradición la pondremos en beneficio de una sociedad global incluyente, solidaria y que ponga a las mujeres en la agenda del desarrollo global”, afirmó Solís.

Misión del Grupo de Alto Nivel

El boletín oficial de la ONU sobre el Grupo de Alto Nivel señala que ayudará a abordar las brechas de género para potenciar oportunidades económicas de las mujeres “a partir de la creciente evidencia y reconocimiento por parte de los gobiernos y del sector privado, de que los aportes económicos de las mujeres tienen un efecto multiplicador. Las mujeres invierten sus ingresos en sus familias y comunidades, en particular en salud y educación”.

El McKinsey Global Institute estima que si las mujeres en todos los países tuvieran un papel idéntico al de los hombres en los mercados, se lograría sumar $28 billones a la economía global en 2025, refiere el boletín oficial del anuncio fechado el viernes anterior en la ciudad suiza de Davos.

Las recomendaciones de este panel mundial servirán para determinar las acciones claves que podrían adoptar los gobiernos, sector privado, el sistema de las Naciones Unidas y otros grupos interesados en esta materia.

De igual manera darán insumos a política necesarias para alcanzar los nuevos objetivos e información sobre el desarrollo de indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que exigen el empoderamiento económico de las mujeres.