Estos recursos se suman a los ¢7.200 millones reservados el año pasado, para la compra de vacunas para 3 millones 64.838 personas ya contempladas, y tomar previsiones de vacunas para 640.800 personas que no estaban en los grupos anteriores.

“Estamos felices de que el proceso de vacunación continúe, máxime ahora, que por recomendaciones tanto de la empresa como del Ministerio de Salud, se pueden tomar 6 dosis por frasco y no solo 5”, dijo el Presidente Carlos Alvarado.

Este presupuesto había sido aprobado por la Asamblea Legislativa la semana anterior como primer presupuesto extraordinario del año. Estos recursos se suman a los ¢7.200 millones reservados el año pasado en el tercer presupuesto extraordinario, para adquirir las vacunas contra el COVID-19.

“Con esta ley nos garantizamos los fondos para tener acceso a la vacuna del COVID-19. Costa Rica ha sido uno de los primeros países en tener acceso a la vacuna”, dijo el Presidente, a quien acompañaron en la firma, además de los ministros de Hacienda y Salud, los presidentes ejecutivos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) Román Macaya y de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) Alexander Solís.

Alvarado agregó que “mientras esperamos que se reanuden los envíos de la empresa Pfizer, que se tienen proyectados volverán al país a mediados de febrero, dado que están aumentando su capacidad productiva, Costa Rica seguirá vacunando para proteger a su población”.

El ministro de Salud Daniel Salas, celebró la aprobación de este presupuesto. “Es un gran logro, confiamos que la población igualmente responda yendo a vacunarse a los diferentes servicios de salud cuando le corresponda, es valioso ir acumulando esa inmunidad de grupo, esa inmunidad colectiva”, recalcó Salas.

El ministro de Hacienda, Villegas, se mostró muy complacido de poder garantizar los recursos para la vacunación. “Es importante saber que hay prioridades y, en este momento, la salud de la población costarricense es una prioridad”.

Tras la firma y debida publicación de la Ley en La Gaceta, los recursos se incorporarán en el presupuesto del Ministerio de Salud para ser transferidos al Fondo Nacional de Emergencias.

“Es un paso importantísimo en el proceso de vacunación, sobre todo para mantener e incluso aumentar ese ritmo de vacunación, dependiendo de la capacidad de logística de las empresas suplidoras” señaló el presidente ejecutivo de la CNE.

Solís destacó “la celeridad con la que se aprobó este presupuesto por la Asamblea Legislativa, tanto en comisión como en Plenario, demuestra un equipo de trabajo por el país, para salir lo más pronto posible de esta situación de emergencia en la que estamos por la pandemia”.

Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS, destacó las capacidades excepcionales que tiene Costa Rica en vacunaciones “al conjugar tres aspectos fundamentales: un recurso humano altamente técnico, capacitado para seleccionar y aplicar las dosis; la red de servicios que tiene la Caja y todo el aparato que permite implementar los programas de vacunación en el territorio nacional, y un tercer elemento fundamental, que tiene que ver con que la población está dispuesta a vacunarse”, explicó.

Hasta el momento, Costa Rica ha recibido 104.325 vacunas contra el COVID-19 de la empresa PfizerBioNtech, las cuales llegaron en 5 lotes diferentes a partir de diciembre. A este lunes (25.01021) unos 50 mil costarricenses ya se han vacunado.