El líder Térraba Jerhy Rivera, fue asesinado de dos balazos la noche del domingo en su comunidad.

Jerhy llegó al proceso acompañado de líderes que venían prácticamente de ganar la lucha por la cedulación de los pueblos indígenas en la misma década de los 90.

En mi papel institucional, en esa época, tuve la obligación de generar las condiciones -allá en el campo y aquí en San José- para que los responsables del Proyecto Hidroeléctrico Boruca realmente se sentaran con la dirigencia indígena para presentar el proyecto y lograr así la posibilidad de desarrollarlo.

Eran otras épocas. Era otro el ICE. Pero era una realidad local clara: los campesinos blancos que vivían en esa zona decían que si al Proyecto y los indígenas de verdad ni siquiera habían sido consultados. Fue un proceso convulso. Hubo cambio de Director de PH Boruca en San José. Por vez primera el ICE contrató un Director del Proyecto con el requisito de ser local. Hubo muchas amenazas y pleitos locales y luego de muchos acomodos, se hizo la mejor consulta posible para la época y el Proyecto Hidroeléctrico fue rechazado y en consonancia, cerrado por el mismo ICE. No está demás decir aquí que parte de la música de fondo del proceso de consulta, en ese momento, era la muy reciente sentencia de la Sala con relación a la concesión petrolera a Harken.

Las luchas de Jerhy y de sus líderes de la época QUE HOY SON LOS MAYORES EN ESOS TERRITORIOS, libró al país de un presente aún más complejo en materia energética y también nos permitió mantener al Humedal Térraba Sierpe en mucho mejor estado de lo que le hubiera provocado un embalse gigantesco (Arenal x 2.5) secando el Grande de Térraba, sumado a un desfogue de aguas a velocidades fantasmas y con un buen aumento de temperatura.

La realidad en el territorio también cambió ya que el proceso de consulta, orientó a las entidades públicas a muchas acciones de desarrollo pendientes en la zona y parte de ellas fue precisamente iniciar las compras de tierras que se devolverían a los territorios indígenas, desde el IDA. Sé que algo se avanzó en esos procesos en la época, que el IDA compró y desalojó a blancos, aunque de poco puedo dar constancia ya que por mi quehacer institucional no tuve contacto directo con esos procesos posteriores a la consulta.

Lo que está más que claro es que el IDA se murió, o se transformó, pero la realidad en los TI sigue siendo demasiado semejante 20 años después. Y a pesar de que se ha avanzado mucho en reconocer los problemas y que desde sus entrañas se siguen ganando batallas (PH Diquis), generando normas (proceso de consulta, política de derechos culturales, entre otras), no hemos logrado resolver las disputas territoriales.

Hace unos tres meses en mi última visita a Térraba pude saludar a Jerhy, una vez más inmerso en una reunión de habitantes con un proceso de atención estatal. Tuvo el ratito para mostrarme orgulloso su albergue, me contó la historia del proceso de restauración del terreno donde desarrolló el albergue, me invitó a quedarme y me pidió que volviera más a menudo a esas tierras.

Nuestro país no puede seguir perdiendo gente que hace patria.