Grafitti conmemorativo del centenario de la Reforma Universitaria de Córdoba. (Foto.ODI)
Grafitti conmemorativo del centenario de la Reforma Universitaria de Córdoba. (Foto.ODI)

La conferencia del Dr. De Sousa Santos, con el tema “La función decolonizadora de la universidad pública latinoamericana”  llenó el Teatro Popular Melico Salazar este martes 24 de abril. La visita del destacado sociólogo es parte de las actividades programadas en el marco del Foro de Acción Social: La Inter-acción Universidad- Sociedad: propuestas y desafíos a cien años de la Reforma de Córdoba, organizado por la Vicerrectoría de Acción Social (VAS).

“Para la UCR es un honor darle la bienvenida al Dr. Boaventura de Sousa Santos en un momento clave para las universidades públicas costarricenses cuando existen nuevamente amenazas relacionadas con el debilitamiento presupuestario que podrían afectar la permanencia del sistema educativo que conocemos y como consecuencia, afectar los principios y propósitos fundamentales: contribuir con las transformaciones que la sociedad necesita para el logro del bien común”, dijo la M.L. Marjorie Jiménez Castro, vicerrectora de Acción Social.

“Lamentablemente en este contexto nacional actual, que se repite en países hermanos, es fundamental como lo citaba el Manifiesto de Córdoba hacerle frente a los dolores que nos quedan y buscar imperiosamente las libertades que nos faltan. Esta ha sido la motivación de los más de 40 foros de reflexión sobre acción social, la escuela de verano, los cursos de sistematización que hemos realizado, así como de la redacción de un manifiesto en defensa de una Universidad pública y de resignificación de la acción social transformadora”, agregó Jiménez previo a la lectura del documento citado.

Un manifiesto crítico. El Manifiesto de la Universidad de Costa Rica en el contexto de conmemoración de los 100 años de la Reforma de Córdoba es un planteamiento reflexivo de los postulados del Manifiesto de la Reforma Universitaria de Córdoba de 1918 y actual pertinencia: “Mientras algunos sectores poderosos de la sociedad le continúan reclamando a la universidad que se comporte como una vieja “torre de marfil”, esa entidad señera, depositaria y reproductora del saber que se vierte hacia las comunidades, henos aquí, por nuestra parte, queriendo recoger, cien años después, aquella estafeta del cambio y la transformación, de la renovación y la lucha”.

Además, para darle sustento institucional a los aportes surgidos a lo largo del Foro de Acción Social, este manifiesto se posiciona críticamente y declara fehacientemente que el bien común debe ser el “camino y una tarea obligatorios” de la universidad pública costarricense.

Para ello, el manifiesto define con claridad que la construcción del vínculo universidad-sociedad solo será posible en la medida que se establezca un diálogo respetuoso, horizontal y diverso con las comunidades. “No le corresponde a la universidad cambiar unilateralmente a las comunidades; dado que la universidad y las personas que la conforman son parte intrínseca de la realidad que miran y desean transformar, su mirada y su acción han de ser horizontales, de respeto, de igualdad y de humildad. Las comunidades, y sobre todo los sectores más desposeídos, deben ser el espejo en el que la Universidad se mire, así se torne doloroso reconocernos en el reflejo”, afirma el Manifiesto de la UCR.

El manifiesto advierte que “las comunidades del futuro deberán seguir alimentando a las universidades no solo con los recursos necesarios para su funcionamiento, sino con el cúmulo de saberes y conocimientos que le otorgan vida y sentido. No permitamos que la universidad vuelva a ser ese polvoriento claustro, abierto únicamente a intereses mercantiles. Luchemos por una universidad que, al contrario, haga espacio a la ternura y la esperanza de todas las personas”.

La Semana de Conmemoración de la Reforma de Córdoba extendió la invitación a la comunidad universitaria y a la ciudadanía en general para disfrutar de las actividades programadas, que concluyen el próximo 28 de abril.

“Decolonizar es democratizar”. Para el sociólogo Boaventura de Sousa Santos la universidad pública latinoamericana está llamada a decolonizar la manera en que se gesta el conocimiento y la manera en que tradicionalmente se ha vinculado con las comunidades.

De Sousa Santos dijo a la audiencia que en las universidades no hay espacios para los olvidados, “para los vencidos”, en alusión a que históricamente llegaron a predominar las teorías de ciertos pensadores y otras han quedado engavetadas en el olvido, a partir de estas interpretar la realidad.

El portugués dijo que el “epistemicidio” es la norma en muchas universidades e instó a que deben abrir sus puertas a otros saberes, conocimientos ignorados por no responder a los “ganadores que escribieron la historia”. En su criterio, democratizar la educación superior va más allá de los aspectos formales, debe escribirse una nueva historia compartida.

Asimismo, destacó que en muchas casas de estudio superiores latinoamericanas se nombran prioritariamente como docentes y en cargos directivos a hombres blancos, en contraposición al crisol de culturas y etnias que conforman la región. “La interculturalidad debe entrar a la universidades”, sentenció el sociólogo.

Según De Sousa, la trampa fue que muchos creyeron que al caer los colonialismos políticos sería suficiente; “hoy enfrentamos neocolonialismos representados por el racismo, violencia de género, el sexismo, la discriminación a personas de la diversidad sexual y la exclusión social a grandes sectores empobrecidos”, agregó.

Asimismo, sobre el modelo de universidad para el siglo XXI que le urge a América Latina, aseguró que debe ser polifónica, de múltiples voces y representaciones. Y en ese rol se debe confrontar la producción del conocimiento científico al servicio del capital financiero global con otra que se oponga a los intentos de gobernar las universidades como corporaciones empresariales.

El sociólogo Boaventura de Sousa Santos abogó porque las universidades latinoamericanas sean ámbitos donde las múltiples voces sociales tengan espacio para ser escuchadas en un dinámica horizontal y respetuosa de todos los saberes. Fotos Laura Rodríguez

El sociólogo Boaventura de Sousa Santos abogó porque las universidades latinoamericanas sean ámbitos donde las múltiples voces sociales tengan espacio para ser escuchadas en un dinámica horizontal y respetuosa de todos los saberes. Fotos Laura Rodríguez

La vicerrectora Marjorie Jiménez leyó el Manifiesto de la Universidad de Costa Rica en el contexto de conmemoración de los 100 años de la Reforma de Córdoba, producto de las reflexiones dadas a lo largo de los encuentros del Foro de Acción Social, organizado por la VAS.

La vicerrectora Marjorie Jiménez leyó el Manifiesto de la Universidad de Costa Rica en el contexto de conmemoración de los 100 años de la Reforma de Córdoba, producto de las reflexiones dadas a lo largo de los encuentros del Foro de Acción Social, organizado por la VAS.

Boaventura de Sousa Santos dijo que las universidades latinoamericanas del siglo XXI deben ir más allá del Manifiesto de Córdoba.  Los neocolonilismos amenazan la institucionalidad universitaria en América Latina.  Foto www.unc.edu.ar

Boaventura de Sousa Santos dijo que las universidades latinoamericanas del siglo XXI deben ir más allá del Manifiesto de Córdoba. Los neocolonilismos amenazan la institucionalidad universitaria en América Latina. Foto

-Boaventura de Sousa Santos destacó la fortaleza del movimiento universitario costarricense y su lucha contra Alcoa en la década de los años 70. No obstante, dijo que actualmente debe articularse a causas sociales que trasciendan las luchas estudiantiles para confrontar los intereses del capital financiero global. Foto Semanario Universidad

“Todas las actividades de la universidad pública deben, en función de ello, tener como centro la búsqueda del bien común, sea mediante la docencia, para formar personas comprometidas con la excelencia y con la solidaridad”, dice el Manifiesto de la Universidad de Costa Rica en el contexto de conmemoración de los 100 años de la Reforma de Córdoba. Foto archivo VAS

“Todas las actividades de la universidad pública deben, en función de ello, tener como centro la búsqueda del bien común, sea mediante la docencia, para formar personas comprometidas con la excelencia y con la solidaridad”, dice el Manifiesto de la Universidad de Costa Rica en el contexto de conmemoración de los 100 años de la Reforma de Córdoba. Foto archivo VAS

De Sousa Santos: Aclamado pensador social

El profesor Boaventura de Sousa Santos ha realizado importantes contribuciones al análisis crítico del contexto y pertinencia de las Universidades públicas y de los vínculos y construcción dialógica del saber, necesario para la construcción de sociedades plurales, libres y justas. Es director del Centro de Estudios Sociales y del Centro de Documentación 25 de Abril de la Universidad de Coímbra, Portugal. Es profesor distinguido del Institute for Legal Studies de la Universidad de Wisconsin-Madison.

Es actualmente uno de los principales intelectuales en el área de ciencias sociales, con reconocimiento internacional y uno de los académicos e investigadores más relevantes en el área de la sociología jurídica a nivel mundial. Su trayectoria reciente está marcada por la cercanía con los movimientos organizadores y participativos del Foro Social Mundial.

También dirige “Proyecto Alice. Espejos extraños, lecciones insospechadas. Conduciendo Europa hacia nueva forma de compartir las experiencias del mundo”.

Ha recibido ocho Doctorados Honoris Causa en México, Brasil, Argentina, Canadá, Colombia y decenas de reconocimientos a su labor por parte de universidades y entidades gubernamentales americanas y europeas.

(* eduardo.munoz@ucr.ac.cr)